viernes, marzo 1, 2024

Una escapada a un valle perdido del Pirineo, pero para teletrabajar: la idea de un coworking en la Cataluña rural

Los espacios y oficinas compartidas son una forma asequible para conseguir un espacio adecuado para trabajar sin tener que alquilar una oficina completa. El polémico caso de WeWork deja entrever que es un sector en el que todavía queda espacio para explorar nuevas vías de rentabilidad para este modelo de negocio.

La propuesta de Cowocat Rural tiene un trasfondo social y vertebrador de los territorios que busca impulsar las oportunidades laborales en las zonas rurales y la España vaciada.

En tiempos del trabajo flexible, las oficinas también lo son. Las empresas están cambiando su modelo de negocio apostando por el trabajo híbrido en el que los empleados trabajan unos días desde casa y otros desde la oficina. Esto hace que las empresas necesiten oficinas flexibles para no incurrir en sobrecostes por ocupar una oficina con muchas plazas vacías la mayor parte de la semana.

En este sentido, muchas empresas están optando por los espacios de coworking. En un estudio del mercado español de Coworking Spain, se estima que existe una capacidad de 1.240.000 metros cuadrados de oficinas compartidas en todo el país, concentrándose en las provincias de Madrid, Barcelona y Valencia. Siendo especialmente importante la presencia de estos servicios en las capitales y grandes centros urbanos.

A vueltas con la España vaciada. Una de las ventajas del teletrabajo es que puede hacerse desde cualquier lugar que cumpla con unas necesidades mínimas de conexión a internet. Lamentablemente, contar con una conexión de calidad es una asignatura pendiente para buena parte del territorio como se demuestra cada verano.

En ese contexto, nace en Cataluña la iniciativa de coworking rural Cowocat_Rural una asociación sin ánimo de lucro que une a más de 40 pequeños espacios de coworking ubicados en zonas rurales y pequeñas poblaciones de Cataluña para sensibilizar, difundir y atraer talento a los espacios de coworking y fijar nueva población activa en esos territorios.

Coworking público y mixto en zonas despobladas. La asociación ofrece espacios compartidos gestionados por administraciones públicas en pequeñas poblaciones rurales. Estos espacios cuentan con conexión y equipamientos adecuados para desarrollar actividades profesionales a distancia, y lo hace de forma gratuita o cobrando una cantidad simbólica al año. Algunos de ellos no se limitan a ofrecer solo el espacio de trabajo, sino que también proporcionan alojamiento.

Coworking En Sant Joan De Les Abadesses En Girona

Coworking rural en Sant Joan de les Abadesses (Girona)

Una de las iniciativas más interesantes para impulsar el teletrabajo y la vertebración empresarial de las zonas rurales son los programas Rural Pass y Rural&Go, que permiten a los usuarios de la red de espacios de Cowocat hacer escapadas a entornos rurales y trabajar desde oficinas compartidas de esas zonas.

No solo es cambiar de aires, también buscar oportunidades. La movilidad y las escapadas a distintos espacios de coworking permite crear sinergias entre proyectos y empresas de distintos territorios y aporta movilidad hacia poblaciones más despobladas.

Desde la organización se programan conferencias, experiencias y actos que buscan conectar a los “cowerkers” visitantes con las iniciativas locales de cada territorio para generar nuevas oportunidades y conexiones entre empresas y proyectos que, de otro modo, tal vez nunca se habrían dado.

Una opción de movilidad que ya existe en los centros urbanos. Las empresas más potentes del sector, como WeWork, IWG, LOOM o Talent Garden ya ofrecen a algunos de sus clientes trabajar de forma puntual desde otras instalaciones del grupo ubicadas en cuidades de todo el mundo, de forma que se potencia el perfil de nómada digital, pero con la estabilidad de tener un escritorio asegurado en el destino y con los servicios adecuados para teletrabajar.

Sin embargo, la rentabilidad de estos espacios depende de una alta demanda, por lo que acostumbran a ubicarse en los centros urbanos de las grandes ciudades, aislando todavía más a las pequeñas poblaciones rurales.

En Xataka | “Vendí mi casa y me mudé”: la reacción de la plantilla de una empresa que prometió teletrabajo y ahora exige volver a la oficina

Imagen | Cowocat Rural (femcoliving)

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img