jueves, junio 13, 2024

En A Coruña, una empresa no ha querido esperar al gobierno para implantar su gran éxito: la semana de cuatro días

El mercado laboral está experimentando unos cambios espectaculares en los últimos años. Del cambio forzoso al teletrabajo, a una vuelta obligada a las oficinas atenuada por el bálsamo del trabajo híbrido. Cuando creías que ya estaba todo bajo control, las estadísticas dicen que el total de horas trabajadas ha bajado, por lo que habría que rediseñar un nuevo formato de jornada laboral. Ahí es donde entra en juego la semana laboral de cuatro días.

Es más que un experimento. Hace solo algunas semanas que se dio por concluido el experimento de la semana de cuatro días que se desarrolló en Valencia con la intervención de algunas empresas de la capital valenciana. Todavía estamos a la espera de las conclusiones de ese programa piloto que se llevó a cabo bajo la tutela de la organización sin ánimo de lucro 4 Day Week Global. Esta organización también ha promovido otros pilotos en todo el mundo con resultados esperanzadores para el futuro de este modelo.

Requiere esfuerzo y planificación. Desde la organización 4 Days Week Global insisten en que los pilotos que se están realizando por todo el mundo requiere de un periodo de planificación y transformación por parte de las empresas que puede durar meses. En ese tiempo, las empresas tienen que adaptar procesos y comenzar a usa herramientas que tal vez no estaban usando antes para optimizar el tiempo. Pretender hacer lo mismo en 4 días que en 5 es condenarse al fracaso y hay ejemplos de ello.

No es para todo el mundo. La semana de cuatro días exige un compromiso por parte de empresa y empleados. Un centro de formación en A Coruña es un claro ejemplo de éxito en la implantación de la semana de cuatro días, y lo ha conseguido por sus propios medios. En una entrevista, sus responsables resaltaban la importancia de ese compromiso y cómo a los pocos meses de iniciar la prueba estuvieron a punto de tirar la toalla. “Hubo un momento en el que dijimos, ¿volvemos para atrás? Teníamos dudas. Eso fue el cuarto mes o así, y luego ya no. Después llego el tercer trimestre, el cuarto y ahora muy bien. Y de verdad, no volveríamos para atrás, ni de broma”, aseguraba Pablo Rodríguez, gerente de Hack A Boss.

El reto de hacerlo sin apoyos. La determinación de esta empresa por dar una mejor calidad de vida a sus empleados ha derivado en un claro caso de éxito, y eso que sus directivos emprendieron ese camino hace ahora dos años, cuando todavía no existían referentes ni pruebas piloto en marcha que mostraran en camino. Para su gerente, la clave para que este proyecto haya salido adelante ha sido contar con una plantilla comprometida. “Las personas tienen que ser las adecuadas. Tienen que ser gente capaz de trabajar autónomamente, por objetivos, con responsabilidad de los proyectos… Es decir, no todo el mundo vale para ello. Igual que no todas las personas valen para el teletrabajo” afirmaba Pablo Rodríguez en esa misma entrevista.

El apoyo de las instituciones. En las pruebas que se están llevando a cabo por todo el mundo se impone un modelo que no implica reducir el salario de los empleados, ya que con las adaptaciones adecuadas se mantiene la misma productividad. Por ello, los distintos gobiernos están comenzado a legislar y asignar partidas presupuestarias para incentivar a las empresas a adoptar estas medidas y mejorar las condiciones laborales de los empleados.

El talento responde. Con el declive del teletrabajo y la vuelta forzosa a las oficinas que están aplicando algunas empresas, la semana laboral de cuatro días se presenta como una herramienta con la que atraer o retener el talento. De la misma forma, la flexibilidad que ofrecen las pymes y startups permiten aplicar de forma más eficiente los cambios necesarios para afrontar la semana de cuatro días, convirtiéndola en una baza importante para contrarrestar el mayor músculo financiero de las grandes compañías, ofreciendo a sus empleados mejor calidad de vida.

En Xataka | Trabajar demasiado es malo para el medio ambiente. La semana de cuatro días quiere solucionarlo

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img