martes, junio 25, 2024

Netflix necesita ganar más dinero y necesita hacerlo ya: su último movimiento en Canadá es la mejor prueba

Netflix Canadá ha eliminado el Plan Básico: la modalidad de pago más económica si no tenemos en cuenta el plan con anuncios. Lo hace tras mejorar las condiciones de dicho Plan Estándar con anuncios, habiendo elevado la calidad de reproducción del mismo de HD hasta Full HD. Esto dejaba al plan básico como el único con resolución HD, estándar poco comprensible en pleno 2023.

El movimiento en Canadá importa. Esta estrategia puede sentar un importante precedente en caso de acabar expandiéndose por más países: el comienzo del adiós a los planes económicos sin publicidad. Si le sumamos las recientes limitaciones y bloqueos a las cuentas compartidas, Netflix empieza a dibujar un futuro beneficioso para sus cuentas, no tanto para los usuarios.

Netflix no ha avisado. El plan básico, que se encontraba por encima del plan estándar con anuncios, pero por debajo del estándar, ha desaparecido. Es importante recalcar que esta restricción afecta tan solo a nuevos usuarios. Los suscriptores canadienses que disfrutasen de ese plan seguirán pagando la misma cuantía mensual bajo las mismas condiciones.

En el caso de que cancelen su cuenta y quieran volver a dicho plan básico, dicha opción no volverá a estar disponible. Desaparece así del mapa de oferta el plan más accesible sin anuncios, quedando el plan estándar con anuncios como única alternativa de bajo coste.

Un empuje hacia los planes más rentables. Al menos en Canadá, la estrategia de Neftlix parece clara: empujar a los suscriptores hacia los planes más rentables. En el caso de que esta medida se extrapolase a España, este sería el escenario futurible:

  • Plan Estándar con anuncios: 5,49 euros al mes. Full HD.
  • Plan Estándar: desde 12,99 euros al mes (suscriptor extra por 5,99 euros al mes). Full HD.
  • Plan Premium: 17,99 euros al mes (suscriptor extra por 5,99 euros al mes). Ultra HD.

Si queremos un plan barato, tendremos que pasar por un plan con anuncios. La oferta se configuraría con el Plan Premium como única opción para ver contenidos en 4K, y al desaparecer el plan básico desaparece Netflix en HD.

Netflix quiere (y necesita) ganar más dinero. El crecimiento de la plataforma de contenido en streaming desacelera. Netflix necesita aumentar sus ingresos, virando desde una actitud laxa con cuentas compartidas y un plan básico contenido hacia planes más cerrados y perfiles adicionales de pago si queremos que la cuenta la disfruten amigos o familiares.

El aumento en el coste de retransmisión, la dificultad para seguir creciendo, la sangría en suscriptores y la caída que arrastra (junto a otras grandes tecnológicas) son tan solo algunos de los factores que impelen a la compañía hacia estas políticas. El streaming se está ahogando, con casi todas las plataformas anunciando pérdidas al arranque del curso 2023.

El estado de sus competidores. La guerra del streaming está llevando a importantes movimientos por parte de sus principales rivales. Recientemente HBO Max pasó a denominarse ‘Max‘, un cambio que llegará a Europa en 2024 y que convierte a HBO en una categoría independiente dentro del servicio de Warner.

Junto a este cambio y, al menos en mercado estadounidense, aterriza un nuevo plan más caro bajo el nombre de “Max Ultimate Ad Free”, desde 19,99 dólares o 199,99 dólares al año (4K, cuatro dispositivos en simultáneo y Dolby Atmos, entre otros). El servicio de Warner tuvo, según datos del primer trimestre, unos beneficios ínfimos, por lo que se esperan más cambios de estrategia.

Por el lado de Disney, hablamos de más de 600 millones de dólares en pérdidas al arranque del año. Tras una subida de precios, la compañía está haciendo una limpieza masiva de series, está sufriendo algunos fracasos en audiencia y ya ha perdido más de 4 millones de suscriptores a nivel global. Por el momento, la estrategia apunta a revisiones en catálogo, menos vistas hacia el mercado internacional (afirmaba Iger, CEO de Walt Disney Company, que deben “seguir calibrando nuestras inversiones en mercados específicos”.

La fotografía de las plataformas de contenido en streaming es oscura. Los principales gigantes necesitan cambios urgentes para aumentar sus beneficios, y los planes de Netflix hacia un futuro de suscripciones caras (salvo que estemos dispuestos a sufrir anuncios) es solo un anticipo de lo que puede esperarnos en el medio plazo.

Imagen | Boliviainteligente a través de Unsplash.

En Xataka | Tras el final de ‘Succession’, HBO se enfrenta a una incógnita: qué tiene que pueda cubrir su hueco

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img