martes, mayo 28, 2024

Rusia esquiva la sanción de EEUU sin inmutarse: sus tiendas de informática tienen lo último de Intel y NVIDIA

El panorama no pintaba bien para las tiendas de informática rusas. Poco después del inicio de la guerra de Ucrania, que tuvo lugar el 24 de febrero de 2022, Estados Unidos comenzó a ejercer un control férreo sobre las empresas que tienen la capacidad de producir semiconductores de alta integración. Su propósito es impedir que la Federación Rusa se haga con los chips más avanzados que circulan en el mercado, y que producen tres de sus mayores empresas de tecnología: Intel, NVIDIA y AMD.

A finales del pasado mes de diciembre un artículo del diario ruso Kommersant defendió que el país liderado por Vladímir Putin se encontraba en una situación comprometida como resultado de la presión que estaba ejerciendo la alianza occidental liderada por Estados Unidos sobre el mercado de los chips. En adelante TSMC no fabricaría más procesadores Elbrús y Baikal, unos chips diseñados en Rusia que podrían ser utilizados para sustituir las CPU de Intel y AMD que en teoría ya no estaban llegando a las tiendas rusas.

Además, para ponerle las cosas aún más difíciles, a mediados del pasado mes de diciembre China prohibió la exportación a Rusia de sus procesadores Loongson. El país liderado por Xi Jinping, de nuevo según el diario ruso Kommersant, emplea estos chips para aplicaciones militares, pero no porque su rendimiento sea más alto que el de los chips de Intel o AMD, sino porque han sido concebidos íntegramente en China. Todas estas pistas parecen indicarnos que Rusia lo tiene muy difícil, pero no. En realidad la sanción de EEUU está siendo mucho menos eficaz de lo que podemos intuir si nos ceñimos a estas noticias.

Las tiendas rusas tienen chips Intel Core de 13ª generación y GeForce RTX 40 de sobra

En teoría Intel, AMD y NVIDIA dejaron de proporcionar sus CPU y GPU a Rusia poco después del inicio de la invasión de Ucrania para cumplir con las exigencias del Gobierno estadounidense. Ya en ese momento podíamos prever que a Estados Unidos le iba a resultar difícil evitar que Rusia continuase abasteciéndose a través de canales paralelos, que son mucho más difíciles de cercenar, y también apoyándose en otros países con los que mantiene lazos estrechos. No sabemos cómo lo está haciendo, pero lo que sí sabemos con certeza es que las tiendas de informática rusas están muy bien abastecidas.

Las calles de Moscú están bien surtidas de tiendas de informática, y muchas de ellas están tan bien provistas como cualquier comercio equiparable de Madrid

Cualquier usuario ruso que quiera comprar hoy mismo un PC de última generación equipado con un microprocesador Intel Core de 13ª generación y una tarjeta gráfica con una GPU GeForce RTX 40 de NVIDIA no va a tener el más mínimo problema para conseguirlo. Las calles de Moscú y de otras ciudades rusas están bien surtidas de tiendas de informática, y muchas de ellas están tan bien provistas como cualquier comercio equiparable de Madrid, París, Berlín o Los Ángeles. Y dadas las circunstancias es evidente que el Gobierno ruso con toda probabilidad tiene a su disposición los procesadores de alta integración de Intel, AMD y NVIDIA que puede necesitar para desarrollar su capacidad armamentística.

Comprobar lo que os estamos contando es pan comido. Al igual que las empresas occidentales, las tiendas de informática rusas permiten a sus clientes comprar sus equipos a través de internet, por lo que podemos consultar su catálogo sin ningún esfuerzo. Curiosamente algunas de ellas no tienen soluciones de AMD, y las que sí las tienen suelen proponer a sus clientes procesadores Ryzen de las series 3000 o 5000, y no de la 7000, que es la última. Sin embargo, en lo que se refiere a Intel y NVIDIA tienen lo último de lo último, como he mencionado unas líneas más arriba.

Una de estas tiendas rusas es LegionPC. En su catálogo podemos encontrar equipos de sobremesa modestos, pero también ordenadores a la última, como, por ejemplo, el Game 100613, que tiene un procesador Intel Core i9-13900KF y una tarjeta gráfica GeForce RTX 4080. Otro equipo similar es el RG-469 de RapidComp, que apuesta por una CPU Intel Core i7-13700KF y una tarjeta gráfica GeForce RTX 4070 Ti. O el Lumen Max de HyperPC, que se puede configurar en su versión más ambiciosa con los últimos componentes de estas marcas. En definitiva, si EEUU quiere impedir que Rusia tenga estos chips de Intel y NVIDIA va a tener que aplicarse mucho más.

Hyperpcrusia

HyperPC es una de las muchas tiendas rusas de informática que tienen una oferta de ordenadores equiparable a la de cualquier establecimiento de este tipo europeo o estadounidense.

Imagen de portada: HyperPC

En Xataka: Rusia ya tiene ordenadores con sus propias CPU para esquivar a Occidente: lo sorprendente es quién se las fabrica | La guerra de Ucrania ya había generado suficientes problemas. Ahora suma otro más: la central nuclear de Zaporiyia

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img