sábado, mayo 18, 2024

La posible salida de ASML hace saltar las alarmas en Países Bajos: el Gobierno no quiere perder la gran joya tecnológica

“Operación Beethoven”. Este es el nombre interno del proyecto que el Gobierno de Países Bajos ha puesto en marcha para evitar que ASML, el fabricante de equipos litográficos más importante del planeta, pueda trasladarse o expandirse al extranjero. La noticia, que proviene De Telegraaf en base a sus fuentes, señala que Francia es uno de los posibles destinos para la compañía con sede en Veldhoven.

ASML es una pieza clave de la industria de los semiconductores. Estamos hablando de la empresa que suministra una parte importante de las máquinas de fabricación de chips que utilizan los gigantes TSMC, Intel y Samsung, entre otros. Y, si bien sabemos que compite con otros actores como Tokyo Electron, Nikon y Canon, no tiene rival en el ámbito de los equipos de fotolitografía de ultravioleta extremo (UVE).

El desafío de crecer y seguir siendo líder

ASML, que ha recorrido un largo camino hasta convertirse en una compañía de más de 300.000 millones de euros, está enfrentándose a una serie de desafíos para seguir creciendo en su país de origen. De acuerdo al mencionado periódico local, la preocupación más grande de la compañía deriva de la escasez de mano de obra, un escenario complejo dadas las actuales políticas de inmigración que están vigentes en el país.

En la actualidad, el 40% de la fuerza laboral de ASML es de origen extranjero. Y todo parece indicar que la compañía tiene cada vez más difícil conseguir talento en medio de sus ambiciones de crecimiento para mantener su posición de liderazgo. En el pasado, el CEO de la firma, Peter Wennink, había sugerido que podrían llegar a irse a otro lugar donde pudieran crecer si no conseguían la mano de obra necesaria.

De Telegraaf señala que uno de los posibles destinos para una expansión de ASML sería Francia, aunque la compañía ha evitado hacer declaraciones al respecto. En cualquier caso, Reuters confirmó que la ministra de Asuntos Económicos de Países Bajos, Micky Adriaansens, tenía una reunión programada con el CEO de la compañía tecnológica para el pasado miércoles para abordar las preocupaciones de crecimiento.

Asml 2

Adriaansens reconoció los deseos de ASML de seguir creciendo y se mostró abierta a escuchar las demandas de la compañía. Cualquier posible solución, sin embargo, podría encontrarse con nuevas dificultades por el camino. El actual primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, presentó su dimisión en julio del año pasado en medio de tensiones y discrepancias relacionadas a la política de asilo e inmigración.

El pasado 22 de noviembre, el político conocido por sus políticas antiinmigración, Geert Wilders, ganó las elecciones generales anticipadas. Sin embargo, no ha conseguido persuadir a los otros partidos para formar gobierno. Wilders quiere gobernar, pero alcanzar un acuerdo de coalición se le está haciendo una misión cada vez más difícil. Mientras tanto, el ministro saliente Rutte sigue al frente de Países Bajos.

Cabe señalar que este no es el único desafío al que se enfrenta ASML por estos tiempos. Las sanciones comerciales de Estados Unidos contra China han empezado a afectar su negocio. Wennink ha proyectado que la compañía que dirige perderá aproximadamente el 15% de sus ventas destinadas al país asiático. En la actualidad no puede venderle sus equipos UVP y UVE, aunque teme que las restricciones puedan empeorar.

Imágenes | ASML

En Xataka | Cómo una empresa japonesa fundada en 1927 se convirtió en una pieza imprescindible en la industria de los chips avanzados

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img