domingo, abril 21, 2024

La debacle de Gemini y sus imágenes inclusivas le ha salido muy cara a Google: ha perdido 90.000 millones de dólares

El lanzamiento de Gemini 1.5 no está dándole demasiadas alegrías a Google, que ha visto cómo la confianza en sus modelos de IA se ha derrumbado de forma notable. Eso ha tenido un efecto directo y muy negativo en el valor de la compañía en bolsa.

90.000 millones. Como indican en Forbes, las acciones de Google cayeron un 4,5% en bolsa el lunes hasta los 138,75 dólares, su valor más bajo desde el 5 de enero. Esta ha sido la segunda caída diaria más importante de sus acciones en lo que va del año, y el impacto en la valoración bursátil es tremendo: ha perdido 90.000 millones de dólares de un día para otro.

Nazis negros. La razón ha sido el mal comportamiento de su nuevo modelo de IA, que permite generar imágenes pero que en las pruebas de diversos usuarios demostró que reflejaba imágenes históricas de forma excesivamente inclusiva. Tanto que al pedirle por ejemplo imágenes de soldados alemanes en la II Guerra Mundial aparecieran personas negran con el uniforme nazi.

Google explica el error. Los responsables de Google acabaron pausando el servicio de generación de imágenes. Explicaron además los problemas que motivaron ese comportamiento demasiado inclusivo, y prometieron realizar pruebas exhaustivas para evitar este problema en el futuro.

Pero es que Gemini ya metió la pata antes. Justo unos días antes el chatbot de Google también tuvo problemas serios y se comportó de forma anómala durante unas horas. Mezclaba idiomas y acababa dando respuestas que eran un verdadero galimatías, un problema que Google acabó identificando y solucionando a las pocas horas.

Bard ya hizo lo mismo. Lo curioso es que esta misma situación se produjo hace casi justo un año: a principios de febrero, tras la (tímida) presentación de su chatbot original, Bard, se vio cómo su respuesta a una pregunta sobre el telescopio espacial James Webb contenía errores. Aquello le costó a Google una caída en bolsa de 100.000 millones de dólares.

No nos podemos fiar. Como explicaba el analista Ben Reitzes, de la consultora Melius Research, “el problema con las acciones no es el debate sobre Gemini en sí mismo, sino la percepción de verdad tras la marca. “Si a Google se la ve como una fuente no fiable para la IA para parte de la población, eso no es bueno para el negocio”.

Pichai está que trina. Según Semafor el CEO de Google, Sundar Pichai, ha reconocido que los problemas con el generador de imágenes de Google son “completamente inaceptables”. En el memo interno también explicó que los equipos de desarrollo de Google están trabajando a contrarreloj para que la situación no se repita y “ya hemos visto mejoras sustanciales en una amplia variedad de prompts”.

Pero el daño está hecho. Esto es un duro golpe para las alternativas que Google plantea como rivales de ChatGPT y Copilot, las actuales grandes referencias tanto en sus versiones gratuitas como en las de pago por suscripción. GPT-4 sigue siendo la referencia en chatbots a pesar de haberse presentado hace meses, y aunque todos los chatbots pecan de lo mismo —cometen errores e inventan—, lo sucedido no ayuda a que Google recupere el terreno perdido hasta ahora.

Imagen | Maurizio Pesce

En Xataka | Hemos pedido a dos nutricionistas que evalúen a ciegas un menú semanal creado con GPT-4. Ha salido muy bien parado

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img