viernes, marzo 1, 2024

Microsoft cambia las reglas de juego para los usuarios de Windows con impresora: adiós a los controladores de terceros

Durante años, los fabricantes de impresoras han utilizado Windows Update para distribuir drivers certificados como un modo práctico de que los usuarios puedan empezar a utilizar sus equipos sin mayores complicaciones. Sin embargo, el mundo de la impresión ha evolucionado y esta alternativa que alguna vez fue tan conveniente ya tiene fecha de caducidad.

Microsoft ha anunciado que ya no entregará controladores de terceros para los usuarios de Windows 10, Windows 11 y versiones posteriores. Se trata de un importante cambio que busca hacer que las versiones de Windows con soporte en este momento, así como las versiones futuras, sean más seguras y fáciles de utilizar. Veamos detenidamente qué es lo que cambia.

Adiós controladores de terceros, hola Mopria

El fin de la relación entre los controladores de terceros y Windows Update debería ser casi imperceptible para nosotros, los usuarios de Windows. Esto se debe a que estamos frente a un cambio gradual que dará lugar a la consolidación de un sistema sustituto que elimina por completo la necesidad de cualquier controlador adicional. Estamos hablando de Mopria.

Desde Windows 10 21H2 que Microsoft ofrece compatibilidad con Mopria, un estándar desarrollado por una decena de compañías, entre ellas Canon, HP, Samsung, Lexmark y Toshiba, que básicamente permite empezar a utilizar los dispositivos sin instalar nada. En la práctica, al conectar cualquier impresora, escáner o multifunción, el protocolo IPP se encarga de todo.

Además, para mejorar la seguridad, la nueva solución contempla que los fabricantes distribuyan su propio software de impresión (lo que se conoce como experiencia personalizada) a través de la tienda de aplicaciones de Windows, es decir, mediante aplicaciones UWP en lugar Win32. Pues bien, los fabricantes ahora tienen una fecha límite para adoptar esta mecánica.

Impresora Windows Controladores De Terceros 2

Según el cronograma publicado por la firma estadounidense, en 2025 se dejarán de entregar controladores a través de Windows Update, aunque los que habían sido descargados previamente todavía podrán actualizarse. En 2026, Windows preferirá Mopria a cualquier otra opción disponible. En 2027, por último, ya no habrá actualizaciones para los drivers de terceros.

Este sistema, recordemos, a punta a mejorar la seguridad y la experiencia de los usuarios de Windows a la hora de utilizar impresoras. Muchas veces, las herramientas de terceros suelen dar problemas a los usuarios e incluso pueden contener vulnerabilidades que tardan en ser descubiertas, por lo que el nuevo esquema debería abordar estas preocupaciones.

Cabe señalar, eso sí, que esto no significa que los fabricantes no puedan distribuir si así lo creen necesario sus propios controladores. En este caso, podrán seguir haciéndolo, pero no a través de Windows Update. Es decir, a través de paquetes de instalación independientes que pueden descargarse, por ejemplo, desde una página web de soporte.

Imágenes: Al Amin Mir | JustA Guy

En Xataka: Imprimir siempre ha sido una pesadilla (y la industria de las impresoras tiene buenos motivos para ello)

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img