martes, junio 25, 2024

En su empeño por no dejar fortuna, Warren Buffett tomó una decisión singular: negar un préstamo a su hija

Warren Buffett es uno de los inversores más respetados por su buen olfato para las inversiones, aunque su peculiar estilo inversor se aleja mucho de la cultura actual del cortoplacista pelotazo bursátil.

Esta visión no solo le ha posicionado entre las personas más ricas del mundo en los últimos treinta años, sino que le ha servido para educar a sus hijos en la importancia de ganar su propio dinero sin esperar recibir el suyo en herencia. Una tendencia cada vez más de moda entre los millonarios.

“Tú te has pensado que yo soy un banco”. Esa frase, tan de madre de los 80, parece que le espetó Warren Buffett a su hija cuando esta le pidió 41.000 para reformar la cocina de su casa: “Ve al banco y hazlo como todo el mundo”, confirmó ella misma en una entrevista en el programa Good Morning America de la ABC norteamericana.

El magnate de las finanzas es uno de los principales impulsores de educación del esfuerzo entre sus hijos que, pese a tener un padre millonario, han tenido que aprender a ganar y gestionar su propio dinero.

La filosofía de Warren Buffett sobre la riqueza y el legado. Warren Buffett se caracteriza por ser un millonario poco convencional por sus hábitos austeros. Se sabe que desde hace años utiliza el mismo coche, para a comprar su desayuno de camino a la oficina y vive en la misma casa que compró hace más de 60 años.

Cada año hace una donación de unos 4.600 millones a la fundación de su amigo Bill Gates, a la de su difunta esposa y a las de sus tres hijos. El millonario declaró hace 18 años que su intención de donar el 99% de sus 106.000 millones a causas benéficas, y parece dispuesto a conseguirlo con el beneplácito de sus hijos. “La verdad es que sería una locura dejarnos tanto dinero”, dijo Susan Buffett en su entrevista a la ABC.

El dinero no crece en los árboles. Según sus hijos, la mejor herencia les puede dejar su nonagenario padre es apreciar el valor del dinero, no darlo por sentado. La hija del magnate confiesa que ya desde pequeños les daba una paga de 75 centavos, pero el magnate instaló una tragaperras en su casa, de forma que, al final, siempre recuperaba su dinero si uno de sus hijos decidía hacer algo poco productivo con él.

Susan Buffett recordaba en aquella entrevista que la única cantidad notable de dinero que les había dado su padre fue en 1977 cuando les entregó 90.000 dólares a cada uno, fruto de la venta de la granja de su abuelo que había heredado Warren Buffett. El resto, se lo han tenido que ganar ellos por una máxima de su padre: “Deje a sus hijos lo suficiente para que puedan hacer cualquier cosa, pero no lo suficiente para que no puedan hacer nada”.

De tal palo… Una de las convicciones de Warren Buffett es que lo que menos necesita el mundo son ricos herederos. Por eso, tiene más interés en donar gran parte de su fortuna para intentar dejarles un mundo más justo mediante inversiones de impacto que mejoren la vida de las personas. Según estimaciones de Forbes, el millonario inversor habría donado unos 55.200 a la fundación de Melinda y Bill Gates, con el que comparte un selecto club de millonarios con el que se incentiva a donar gran parte de su fortuna a fines benéficos.

El objetivo de Buffett es haber donado unos 160.000 a causas benéficas, algo que realmente no le va a resultar complicado ya que, tal y como el veterano inversor reconoce, es más del doble de rico que en 2006, incluso después de regalar más de 55.000 millones.

…Tal astilla. Los hijos de Buffett han aprendido la lección de su padre creando y gestionando fundaciones a las que el magnate aporta puntualmente una sustancial cifra anual. Susan Alice Buffett es la hermana mayor y se dedica a tiempo completo a gestionar varias fundaciones y entidades de apoyo educativo financiadas por la familia Buffett: la de su madre Susan Thompson Buffett, The Buffett Early Childhood Institute, Girls.Inc, así como la Fundación Sherwood que ella fundó.

Howard Graham Buffett es el hermano mediano y ha estado ejerciendo en cargos de alta dirección en la industria agroalimentaria e incluso hizo sus pinitos como político. Su fundación también cuenta con aportaciones millonarias anuales por parte de su padre para mejorar la seguridad alimentaria y proteger a las personas.

Peter Buffett es el pequeño de los Buffett, que ha combinado su carrera musical con la gestión de la Fundación NoVo, que al igual que las de sus hermanos, recibe generosas aportaciones de Warren Buffett para luchar contra la desigualdad social.

En Xataka | La viuda de Steve Jobs está dilapidando la fortuna que heredó. Tiene buenas razones para hacerlo

Imagen | Flickr (Fortune Live Media)

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img