domingo, abril 21, 2024

Huelga histórica en los tres grandes de la industria automotriz de EEUU: esto pide el sindicato a GM, Ford y Stellantis

El sindicato United Auto Workers (UAW), que reúne a unos 145.000 trabajadores de la industria automotriz en Estados Unidos, ha declarado una huelga parcial que afecta a los tres grandes fabricantes de vehículos del país tras no llegar a un acuerdo. Se trata de una medida que ha sido calificada de “histórica” tanto por miembros del gremio como por integrantes de los grupos empresarios.

De momento, el paro laboral se está desarrollando en tres plantas, una de cada uno de los grupos alcanzados por la medida. Estamos hablando una instalación de General Motors (GM) en Missouri, una de Ford en Michigan y una de Stellantis (antes Fiat Chrysler) en Ohio. En este momento, recoge Reuters, la huelga alcanza a unos 12.700 trabajadores, aunque podrían sumarse otros más adelante.

UAW asesta un golpe a los tres grandes de la automoción de EEUU

Según UAW, la medida es producto de meses de negociaciones con los fabricantes que no han llegado a buen puerto. Desde el gremio dicen que la industria automotriz está cambiando rápidamente y que los trabajadores están siendo perjudicados por esta dinámica. Con el objetivo de que sus peticiones se conviertan en una realidad, la organización ha resuelto impactar a los tres fabricantes a la vez.

Como decimos, solo hay tres plantas afectadas por la huelga en este momento. UAW ve en esto un movimiento estratégico para reanudar las negociaciones con los tres grandes sin afectar enormemente su capacidad de producción. Esto da al gremio la posibilidad de aumentar la cantidad de instalaciones en paro laboral en el país en caso que las negociaciones se estanquen. Pero también habría otros motivos.

Associated Press señala que como los trabajadores en huelga no perciben su salario completo, el sindicato debe hacer uso de su fondo de huelga que otorga 500 dólares por semana a cada trabajador. El fondo es de unos 825 millones de dólares, por lo que debe ser administrado cuidadosamente, aunque este tipo de movimientos no es común: esta es la primera huelga del sector desde 2019.

¿Cuáles son las demandas del sindicato?

Las demandas del sindicato son varias. En el espectro salarial, se pide un incremento del 36% en un contrato de cuatro años. También se busca un aumento del presupuesto destinado a jubilación, límites en la contratación de trabajadores temporales, semana laboral de cuatro días y derecho a huelga por cierre de plantas. Ahora bien, las conversaciones al respecto no han dado buenos frutos.

Huelga 2

Ford ha ofrecido un aumento salarial del 20%, General Motors del 18% y Stellantis del 17,5%. Los fabricantes dicen que están tratando de responder a un escenario de gran presión donde deben bajar los costes y aumentar la inversión. El núcleo de esto no es otro que el coche eléctrico, que está impulsado a los grupos históricos a rediseñar sus esquemas para enfrentarse a Tesla (que no está sindicalizado en Estados Unidos).

Toca esperar para saber cómo evolucionará la media impulsada por UAW. En Bloomberg señalan que, si la huelga se extiende a lo largo de diez días, el PIB de Estados Unidos podría perder 5.600 millones de dólares. Asimismo, podría desencadenar un efecto dominó en otras industrias, como la del acero. En un escenario desfavorable, podría caer la demanda del acero, obligando a reducir su producción y precio.

A nivel de entregas de vehículos, los fabricantes tienen reservas de pick-ups (los modelos más vendidos por estas fechas en Estados Unidos) para aproximadamente 100 días. Si la huelga se convierte en problema a largo plazo, también podría desencadenar pérdidas económicas millonarias para las compañías al no poder cumplir con las entregas pactadas.

Imágenes: UAW (1, 2) | Ford

En Xataka: Toyota tiene en el coche eléctrico un quebradero de cabeza. Acaba de desvelar su plan para resolverlo

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img