martes, marzo 5, 2024

El plan definitivo de Londres para que circulen menos coches es muy simple: hacerles pagar mucho

Londres lo tiene claro: quienes circulen en coche por la ciudad tendrán que pagar.

Y mucho.

Al menos lo tienen claro dos personas. Desde luego, una de ellas es Sadiq Kahn, el alcalde que ha extendido la zona de bajas emisiones a la práctica totalidad de la ciudad. La otra persona es el conductor de cualquier coche de gasolina anterior a 2015 o de un diésel anterior al año 2021.

En ambos casos, pagarán por moverse por la ciudad. Concretamente una tarifa diaria que va desde los 14,50 euros a los 32 euros si se visita el (siempre congestionado) centro de Londres.

Un área que afecta a 12 millones de habitantes

Después de más de un año para sacar adelante el proyecto y pese a que algunos miembros del propio partido laborista se han mostrado contrarios a la extensión de la zona de la ULEZ (la zona de ultra bajas emisiones londinense), el alcalde Sadiq Kahn se ha mostrado inflexible y, desde hoy, circular por Londres supone un gran esfuerzo económico.

Hasta ahora, la ULEZ ya estaba en marcha. Por ella sólo pueden circular los coches que cumplan con la norma Euro 6 (septiembre de 2015) o Euro 6d (1 de enero de 2021) si es un coche diésel. Quien no cumpla con estas exigencias, ya conoce el precio de sacar el coche de casa: 12,50 libras (unos 14,55 euros al cambio actual).

En el centro de la ULEZ se mantiene la Congestion Charge, el área más céntrica y para la que es preciso desembolsar otras 15 libras diarias (17,46 euros). Es decir, visitar el centro de la ciudad con un coche considerado contaminante (anterior a Euro 6 o Euro 6d, si es diésel) tiene un coste total de 32 euros cada día.

Pero, además, Kahn se ha mostrado inflexible en la expansión de la ULEZ. Desde hoy, la zona de ultra bajas emisiones ya aglutina la Greater London, un espacio que incluye 32 condados, la histórica City of London y donde se calcula que viven más de 12 millones de personas. Es, en definitiva, un espacio de 1.572 km2 que se extiende por la casi totalidad de la ciudad.

El conflicto político no se ha hecho esperar. La medida que ha empezado a aplicarse este martes ha chocado con la protesta de manifestantes que representan el sentir de la mayoría de los londinenses. Las encuestas apuntan a que el 60% de los habitantes de la ciudad son contrarios a la medida y el descontento aumenta conforme más alejado está el conductor del centro de la capital inglesa.

Desde el consistorio alegan que el 95% de los vehículos que circulan por la ULEZ ya cumplen con Euro 6. Sin embargo, la zona es tan amplia que se calcula que unos 692.000 coches (851.000 vehículos si se suman furgonetas o camiones pequeños) tendrán que desembolsar la tarifa diaria por moverse por la ciudad. Algunas estimaciones, sin embargo, elevan la cifra de vehículos que no cumplen con Euro 6 al 15%.

A cambio, desde el Ayuntamiento de Londres han puesto en marcha una serie de ayudas a la compra de vehículos menos contaminantes, subvencionando la adquisición de los mismos con un mínimo de 2.300 euros, que puede aumentar hasta 5.800 euros en el caso de los coches con sillas de ruedas o de transporte y 8.100 euros para los minibuses. Las motocicletas están subvencionadas con 1.200 euros.

Una medida que no termina de gustar a nadie

El problema, según los dirigentes de la ciudad, es que para alcanzar los compromisos medioambientales de 2030 es necesario reducir el número de trayectos dentro de la ciudad en un 27%. Y, al mismo tiempo, el abandono del transporte público durante la pandemia y con la extensión del teletrabajo ha terminado por poner en serios aprietos al transporte público londinense, que ha necesitado de una inyección de más de 4.000 millones de libras (más de 4.800 millones de euros) para su rescate.

Con el proyecto también se ha vuelto a poner sobre la mesa el concepto de las “ciudades de 15 minutos”. Según el alcalde de la ciudad, un tercio de los viajes en transporte registrados dentro de la ciudad pueden hacerse a pie en menos de 25 minutos y dos tercios de los mismos apenas necesitan de 20 minutos para completarse en bicicleta.

Un concepto de ciudad que, sin embargo, desde los círculos más conservadores y cercanos a las teorías negacionistas estadounidenses se califica como una herramienta de control de la población. No es raro, por tanto, que algunos de los manifestantes hayan hecho mención a las famosas “ciudades de 15 minutos” en sus pancartas.

De momento, la ofensiva ante los coches más contaminantes le está saliendo cara a Sadiq Kahn. Desde su propio partido le han recordado que “sabíamos que ULEZ iba a ser un asunto controvertido, y todos necesitamos reflexionar al respecto, incluido el alcalde”, en palabras de Keir Starmer, uno de los líderes laboristas.

En los últimos meses, los condados de Bexley, Bromley, Harrow, Hillingddon y Surrey presentaron sus propios recursos ante el Alto Tribunal de Inglaterra y Gales contra la ampliación de la ULEZ, aunque la justicia los denegó. En la circunscripción de Uxbrigde y South Ruislip, Boris Johnsson había dejado libre un escaño que, finalmente, los laboristas han perdido por un estrecho margen de apenas 500 votos.

E incluso Rishi Sunak, actual primer ministro y líder el partido conservador, ha llegado a barajar la posibilidad de llevar a los tribunales la medida aunque, finalmente, se ha descartado el movimiento. Ha decidido, eso sí, negar a Kahn cualquier ayuda a su plan de subvenciones para la renovación de vehículo, pese a que ciudades como Birmingham, Bristol o Portsmouth sí han recibido la ayuda.

Y, pese a los objetivos del Ayuntamiento de Londres, Frank Kelly, profesor del Imperial College de Londres, apuntaba a Bloomberg que los esfuerzos son insuficientes: “aunque ha tenido un gran impacto en el centro y el interior de Londres, las concentraciones de contaminantes siguen siendo demasiado altas. Por lo tanto, será necesario introducir otras medidas a su debido tiempo si queremos llegar a esas directrices mágicas de la OMS”, señalaba Kelly.

En Xataka | Coche grande, paga más: París prepara una medida radical para penalizar a los SUV que aparquen en la calle

Foto | Anouk Fotografeert

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img