jueves, junio 13, 2024

El nuevo Tesla Roadster vuelve a retrasarse: la producción del esperado superdeportivo eléctrico se mueve a 2024

El nuevo Tesla Roadster se está haciendo rogar. La segunda generación del superdeportivo eléctrico de la compañía estadounidense todavía está en plena etapa de desarrollo, por lo que empezaría a producirse el año que viene, cuatro años más tarde de lo previsto originalmente.

La noticia ha sido dada a conocer este martes por el propio Elon Musk en una reunión con los accionistas. Según el empresario, Tesla debe culminar las tareas de diseño e ingeniería del Roadster, por lo que “con suerte” podríamos asistir a su llegada a la línea de producción en 2024.

Presentado en 2017, y retrasado una y otra vez

La nueva generación del Tesla Roadster fue presentada sin previo aviso en el evento del Tesla Semi en 2017. El anuncio no solo llegaba con ese componente sorpresivo, sino que, además, como acostumbra Tesla, con una serie de promesas que difícilmente podían pasar desapercibidas.

“Será el coche de producción más rápido que se haya fabricado. Punto”, afirmaba Musk sobre este coche que pretendía demostrar un importante salto evolutivo en relación al Roadster original que sentó las bases de Tesla (y como el que el nuevo dueño de Twitter decidió enviar al espacio).

La hoja de especificaciones era tremendamente ambiciosa. Prometía pasar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos (después actualizado a 2,1 segundos), alcanzar una velocidad máxima de 400 kilómetros por hora y una autonomía de 1.000 kilómetros. Todo, claro, sobre el papel.

Roadster Interior Desktop

El coche debería haber empezado a producirse en 2020, pero en 2021 Musk anunció una dilación. Aquella etapa esencial para su llegada a los clientes, que ya podían reservarlo en línea, acabaría retrasándose hasta 2022. El tiempo pasó, y entre retraso y retraso tenemos otra noticia.

Como decimos, la producción del nuevo modelo debería comenzar en 2023. Además, el empresario habló acerca de otros de los productos de la compañía. En cuanto a la pick-up eléctrica Cybertruck (también retrasada) dijo que espera que las entregas comiencen este año.

Tampoco faltaron los comentarios sobre sus movimientos en Twitter. Recordemos que algunos accionistas no estaban del todo felices con el tiempo que Musk estaba dedicando a la red social. “Tuve que hacer una cirugía mayor a corazón abierto en Twitter para asegurar la supervivencia de la compañía”, aseguró.

Imágenes: Tesla

En Xataka Movilidad: Ya podemos viajar a bordo de un taxi autónomo de Waymo gracias a este vídeo en el interior de uno de ellos

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img