jueves, junio 13, 2024

Extremadura da un paso clave para explotar una de las mayores minas de litio: en qué ha avanzado y qué esperar ahora

Cáceres está un poco más cerca de destacar en el mapa internacional del litio. Al menos sobre el papel. La Junta de Extremadura acaba de dar un paso crucial en el largo y complejo proceso administrativo que, de concluir de forma favorable para los intereses de la compañía interesada en su explotación, permitirá aprovechar el yacimiento minero de Valdeflórez. La noticia es relevante para la comunidad, pero también para la industria de la automoción: la mina cacereña, situada en la Sierra de la Mosca, alberga uno de los mayores depósito de litio de Europa.

De ahí que cada nuevo paso en los despachos despierte interés.

¿Cuál es la novedad? Que la Consejería de Transición Ecológica ha concedido el permiso de exploración a Extremadura New Energies (ENE), un paso relevante por varios motivos. Primero, porque —como se ha encargado de recalcar la propia compañía— supone “un nuevo avance en la tramitación administrativa”.

Segundo, porque Extremadura New Energies ya plantea subir un peldaño más y solicitar un nuevo trámite, el “pase a concesión”, con lo que se activará el proceso para los estudios de impacto ambiental. La autorización de la Junta no supone en realidad ninguna sorpresa para los responsables de la empresa, que a mediados de marzo mostraban ya su confianza en que el OK regional llegaría antes de abril.

¿Y qué ha dicho la Junta? El anuncio de ENE llega después de que el Gobierno regional desvelara que había otorgado el permiso de exploración —conocido como Extremadura S.E.— por un período de un año prorrogable para los municipios de Sierra de Fuentes, Torreorgaz y Cáceres, donde se localiza Valdeflórez.

La autorización la había solicitado en 2019 Castilla Mining SLU, filial —según recoge Market Screener y se hacen eco medios como elDiario.es o Hoy— de Infinity Lithium, una corporación australiana que sirve de matriz también a ENE.

¿Qué implica el permiso? La solicitud de 2019 apunta a varios recursos —incluido el boro, zinc, estaño, wolframio, oro, plomo y litio y diversas tierra raras— en una extensión de 315 cuadrículas mineras que se reparten a lo largo de las tres localidades extremeñas. Ahora, con el permiso de exploración sobre la mesa, la compañía podrá realizar estudios y reconocimiento de los yacimientos.

“Permitirá ampliar el conocimiento geológico estructural de la zona afectada a nivel superficial mediante la recogida manual de 100 muestras de escaso volumen y otros ensayos petrográficos y mineralógicos de 20 muestras”, señala la Junta.

¿Cómo es el yacimiento de Cáceres? ENE defiende que el de San José de Valdeflórez es el segundo mayor depósito de litio de su tipo, conocido como “hard rock” del continente. Según las cuentas que ya ha hecho la compañía, durante los 26 años que espera explotar la mina logrará una producción nominal de alrededor de 19.470 toneladas de hidróxido de litio (LiOH) anuales y un montante total que rondará las 467.000 toneladas de LiOH en grado de batería.

El año pasado las previsiones de la compañía pasaban por avanzar en la tramitación a lo largo de 2023 e iniciar la construcción ya en 2024 para empezar a sacar hidróxido de litio a “finales de 2025 o comienzos de 2026”. A sus 26 años de explotación se añaden dos de preparación y tres de rehabilitación y cierre.

¿Están todos a favor? No. El proyecto minero tiene también detractores. Sus propios promotores han optado por replantear el diseño original, pasando de una primera propuesta de explotación a cielo abierta a otra soterrada. El nuevo plan es público y está colgado en su web, con un extenso dossier de 152 páginas. En 2020 los vecinos mostraron ya su preocupación por el impacto de la explotación en el entorno y el alcalde de Cáceres, entre otros dirigentes nacionales, han mostrado también su rechazo: “Son más los riesgos que los beneficios”.

El litio es un material clave para un sector de la automoción embarcado en la apuesta por la movilidad eléctrica. Y si bien el precio del carbonato de litio para baterías en China, referencia para la industria, ha experimentado una caída en lo que va de año,  su suministro y los vaivenes del coste han sido uno de los grandes quebraderos de cabeza para los fabricantes de coches. Buena prueba es que hay empresas del sector que ya se plantean minarlo de forma directa.

Imagen de portada: Extremadura New Energies

En Xataka: Hay poco litio porque hasta ahora no habíamos buscado lo suficiente. Irán es el mejor ejemplo de ello

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img