sábado, enero 28, 2023

Adiós al “veranillo” más veraniego de la historia: ya tenemos fecha para el cambio al frío en España

El “veranillo de san Miguel” de este año ha sido proporcional al verano propiamente dicho, trayendo máximas por encima de los 35 grados en diversos puntos de la península. Las temperaturas irán bajando, primero en la Meseta Norte durante esta semana y comienzos de la siguiente.


Bajada gradual de las temperaturas.
Las mínimas bajarán de los 10 grados mañana en Soria. Las temperaturas mínimas se mantendrán en los dos dígitos durante toda la semana en la mayor parte de la península, con excepciones como Soria y Ávila. Las provincias castellanas serán las que encabecen las bajadas. Para el martes de la semana que viene se espera que las temperaturas lleguen a los 4 grados en ambas según las previsiones de Meteored.

Estas bajadas en la meseta norte coexistirán con temperaturas altas en otros puntos de la península, con temperaturas de más de 30 grados en algunas zonas de Andalucía durante el fin de semana y termómetros por encima de los 20 grados en la cornisa Cantábrica.

Las lluvias protagonistas.
Las lluvias van a tener protagonismo en el norte de la Península. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha anunciado avisos amarillos durante estos primeros días de la semana concentrados en el oeste de León (Sanabria) y en la costa oeste de Galicia por viento y lluvias. Estas lluvias se deben a la llegada una borrasca desde la costa atlántica. Se prevé que las preicipitaciones alcancen la costa gallega el martes a mediodía.

Sin embrago las precipitaciones no se limitarán al norte peninsular. En el suroeste los ábregos se harán notar a mediados de esta semana. Estos vientos húmedos del suroeste traerán lluvias en el oeste de Andalucía, Meseta Sur y sistemas Central e Ibérico.

Calima.
La calima se dejó notar ya en el sur peninsular el final de la semana pasada y parece que persistirá al comienzo de esta. La posibilidad de combinarse con lluvias abre la puerta al fenómeno de la “lluvia de sangre”, es decir, el enrojecimiento del agua de lluvia al toparse con polvo en suspensión.

¿Un otoño atípico?
Las altas temperaturas de los últimos días (y las que esperan en algunas zonas esta semana) no representan un fenómeno atípico salvo por su magnitud superior a la que este “veranillo” nos suele tener acostumbrados.

El “veranillo de san Miguel” o “del membrillo” es un fenómeno que ocurre con cierta regularidad, un aumento de las temperaturas a los pocos días del comienzo del otoño dentro de la tendencia descendiente propia de la época. No sabemos con exactitud por qué ocurre pero sí que se trata de un fenómeno bastante regular en tanto en cuanto se da casi todos los años hacia las mismas fechas.

Imagen | ECMWF

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img