martes, julio 23, 2024

Copilot+ nos invita a vivir “la era de la IA” en Windows 11: puede ser buen momento para la llegada de Windows 12

Estamos presenciando en directo cómo Microsoft impulsa con Windows 11 uno de los cambios más importantes de los últimos años en el mundo del PC. Al mismo tiempo, estamos siendo testigos de la reticencia de muchos usuarios a abandonar Windows 10 y, por consiguiente, a perderse muchas de las últimas novedades. Esto me ha llevado a preguntarme si Windows 12 debería haber aparecido en escena.

Windows 11, camino a los tres años. El más reciente sistema operativo de Microsoft lleva poco más de dos años y siete meses con nosotros. No ha pasado demasiado tiempo, pero en este tiempo han pasado demasiadas cosas. Cuando Windows 11 llegó al mercado, un 5 de octubre de 2021, vivíamos en un mundo donde no imaginábamos todos los cambios que llegarían más adelante.

Lo que sí teníamos claro en ese momento era que el ciclo de vida de Windows 10, período en el que el sistema recibe actualizaciones regulares, tarde o temprano llegaría a su fin, y que la firma liderada por Satya Nadella nos invitaba a pasarnos gratuitamente al último de sus productos, si cumplíamos con los nuevos requisitos, claro. Desde el minuto uno, abrazar Windows 11 fue complicado.

Si no teníamos un ordenador con TPM 2.0 y un procesador compatible era mejor que empezáramos a plantearnos un cambio de hardware para sumergirnos en el nuevo sistema. Y, si daba la casualidad de que instábamos el sistema en un equipo con ciertos procesadores AMD, aunque fueran compatibles, podíamos sufrir problemas de rendimiento y otros dolores de cabeza.

¿Hacia el sistema definitivo? Posiblemente recuerdes que Microsoft había pensado en hacer de Windows 10 el sistema operativo definitivo. En principio, no habría otra versión, pero la pandemia cambió la forma en la que trabajamos y el gigante de Redmond cambió sus planes. Así fue que después de sembrar varias pistas, en 2021 nos enteramos de la existencia de un Windows 11 ideado para el “trabajo híbrido”.

Si tenemos en cuenta la oleada de cambios que ha recibido Windows 11 desde su lanzamiento, y todos los cambios que todavía están pendientes, podríamos pensar que una vez más la tecnológica está pensando en el concepto de definitivo. O al menos en una propuesta con un ciclo de vida generoso. Ahora bien, así como la pandemia cambió la forma en la que trabajábamos, también lo ha hecho la IA.

Microsoft, una compañía de IA. No es ningún secreto que Microsoft se ha convertido en una compañía de IA. Tras millonarias inversiones en OpenAI, ha llevado los algoritmos generativos a casi todos sus productos, incluido Windows. Copilot, el asistente de IA, aterrizó en Windows 11 con un acceso a través de la barra de tareas y con su propia tecla en ordenadores compatibles.

Copilot

Lejos de que estas fueran las únicas novedades relacionadas a la IA, Microsoft dio un paso más allá. Presentó Copilot+, lo que la firma denomina como el acceso a “la nueva era de la IA”. Una nueva era que presenta funciones más que interesantes, como Recuerdos (Recall), Cocreador, Efectos para Windows Studio, Auto Super Resolución, Subtítulos en directo. Todo, en lo que conocemos como Windows 11.

Pero tener Windows 11 en este momento no garantiza que podamos acceder a las mencionadas novedades. Para hacerlo tendremos que contar con equipos que cumplan con los requisitos de hardware establecidos para recibir la etiqueta Copilot+. En concreto, que cuenten con una NPU (unidad de procesamiento neuronal) de al menos 45 TOPS, como los nuevos Surface con chips Snapdragon X.

A todo esto, Windows 11 está estancado. El presente escenario está lejos de ser ideal. Una de las razones es que el sistema operativo que debe ayudar a desplegar las últimas novedades de IA no está creciendo. La cuota de mercado de Windows 11 lleva varios meses retrocediendo. Según datos de Statista, ha perdido 1,98 puntos porcentuales en los últimos tres meses.

Con el tiempo sabremos si Copilot+ acaba convirtiéndose en el salvavidas que Microsoft necesita para que Windows 11 vuelva a ganar cuota de mercado. En cualquier caso, dentro de los próximos meses nos encontraremos con un sistema fragmentado. Algunos usuarios tendrán un Windows 11 que está excluido de las funciones de IA más recientes, mientras que otros se beneficiarán de Copilot+, si tienen hardware compatible.

¿Dónde está Windows 12? No podemos negar que Copilot+ presenta un cambio de paradigma dentro de Microsoft. Por primera vez la compañía parece tener una propuesta sólida para impulsar ordenadores ARM, un fin ambicioso que persigue tener un equivalente al MacBook Air y que, por cierto, deja Intel en una posición algo incómoda. ¿Y si todos estos cambios hubieran llegado con Windows 12? Una nueva versión del sistema podría ayudar a Microsoft a comenzar una verdadera nueva era.

Imágenes | Microsoft

En Xataka | NVIDIA plantea chips IA para PCs en 2025. Qualcomm, Intel y AMD tienen motivos para preocuparse

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img