sábado, mayo 18, 2024

Miss Bolivia sobre su última obra: «Lo sentí bestial porque es un disco visceral»

María Paz Ferreyra – o Miss Bolivia, tal su nombre artístico – revolucionó la escena musical argentina al ser pionera en la fusión de estilos como el reggae, dancehall, hip-hop y cumbia. Oriunda de Villa del Parque, su trayectoria en la música se inició a comienzos de 2008, después de haber estudiado y ejercido la psicología, su «otra pasión». Sin embargo, su verdadero espíritu activista la impulsó a incursionar en el mundo artístico, cambiando radicalmente su vida. Desde entonces, publicó varios hits, se presentó alrededor del mundo y se convirtió en una de las voces más influyentes de su generación. Hoy, quince años después, presenta su cuarto disco de estudio, consolidándose como una referente del feminismo y haciendo explícitas sus posturas políticas en repetidas ocasiones.

El lanzamiento de Bestia marca el regreso de la cantante a la escena discográfica después de seis años de silencio en cuanto a álbumes completos. La espera no fue fácil: la propia artista habló de los altibajos personales y creativos que enfrentó durante este tiempo, además de los desafíos derivados de la pandemia. Sin embargo, supo mantener su presencia con singles como «Ego» y «Pikante», que anticiparon el sonido innovador de su última obra, la cual presentará el próximo 11 de mayo en Niceto Club.

Felicitaciones por el álbum. Me encantó. Hace seis años que estamos esperando este lanzamiento. ¿Cómo fue el proceso de elaboración?

Bueno, la verdad es que sí, se hizo esperar. He estado lanzando material en estos seis años, pero más como sencillos y canciones sueltas. Soy muy fan del álbum. Siento que es como un relato mayor, con más posibilidades de contar un paisaje sonoro o una historia más amplia.

El proceso fue largo. También estuvo la pandemia en el medio. Es un disco que se empezó a gestar durante ese tiempo, y fue un proceso muy agradable porque de nueve canciones, siete son colaboraciones. Entonces, siento que es una obra colectiva, un crisol de voces, escrituras, texturas y estilos. Estoy muy agradecida y siento un gran privilegio de haber colaborado con los artistas con quienes trabajé. Así que fue un gran parto, la verdad. Ahora me siento más tranquila.

Y ahora vas a presentarlo en vivo el 11 de mayo en Niceto Club…

Sí, estoy armando un show, ensayando. Aprenderse los temas para ir a grabar al estudio no es lo mismo que aprendérselos para el vivo. Estamos muy emocionados, ensayando las coreografías, los temas con los invitados, y preparando esta gran fiesta, esta gran misa que queremos compartir con todos los que vengan a Niceto el sábado 11. Y ahí arranca nuestra gira de presentación.

Comenzamos en Buenos Aires, y luego tenemos ocho shows en Europa. Después, vamos a estar en Uruguay y seguiremos presentando el disco en Argentina y el resto de Latinoamérica. Así que ya que hemos «dado a luz» a este proyecto, ahora tiene que empezar a gatear y a caminar.

Bestia es una palabra que por un lado atrae un significado muy bueno, y por otro muy negativo. ¿De dónde surgió la idea del título? ¿Cómo te identificás con eso?

En realidad, podríamos situarlo en el contexto de una trilogía de dos discos previos: primero vino Miau, luego Pantera y ahora llegó Bestia. Siento que a nivel estilístico y de potencia hay una evolución, una transformación.

Lo sentí bestial porque es un disco visceral, que surge desde las tripas, con una gran cuota de animalidad. Asumo las connotaciones más positivas y potentes de la palabra «bestia», como la parte fuerte de un monstruo. Además, el hecho de tener tantas colaboraciones lo convierte en una máquina con sus piezas, como dioses mitológicos o semidioses que tienen parte de abajo de caballo y parte de arriba humana.

Estas mezclas de estilos con los distintos artistas como Eruca Sativa, Cazzu, Perotá Chingó, Loli Molina, Romea, Piti de las Pastillas, Muerdo, entre otros, conforman una especie de bestia de Frankenstein. Un poco de ahí viene el origen del nombre.

¿Cómo surgieron estas colaboraciones?

Las colaboraciones fueron bastante orgánicas, surgiendo de mi profunda admiración por cada uno de los artistas y su generosidad al aceptar mis invitaciones. Primero surgió la amistad, luego les propuse trabajar juntos en un tema. Por ejemplo, para la canción «Ego», un rock potente con un rap clásico y visceral, pensé en Eruca. Nos cruzamos en un show, les pregunté si querían, y aceptaron. Con otros artistas, como Muerdo de España, le escribí por Instagram sin conocerlo, y él aceptó. El Piti es amigo mío. El resto de los artistas son mis amigos, y todo fue orgánico, sin forzar, un honor tener colaboraciones con artistas que admiro tanto.

Al escuchar el álbum sentí que contabas tu propia historia. Siento que en este álbum lograste unir ambos mundos: tu profesión como psicóloga y por otro, tu lado artístico.

Sí, la verdad es que durante muchos años me esforcé por mantener separadas mis dos facetas profesionales: la musical y la de psicóloga o docente. Pero a esta altura decidí no esforzarme más en separarlas. Ambas son parte de mí, son aristas importantes de mi vida. En casi todos mis discos hay una gran cuota autobiográfica, aunque a veces más velada.

Me permito una licencia de ficción para entrelazar mi relato en primera persona con la ficción, o ponerme en los zapatos de otros para contar historias que no necesariamente están basadas en mi vida. Siento que es importante habitar esas voces, y que el trabajo de composición, especialmente la parte lírica, es como tejer un suéter.

El álbum comienza con una canción de amor, llamada precisamente «Amor». ¿Qué relato querés compartir con tus seguidores?

Me permito habitar distintos momentos emocionales: el amor, la soledad, la soltería, el despecho. Me encanta el género del despecho, ya que he hecho canciones de este tipo anteriormente. Esta vez incluí el cover de «Qué ganas de no verte nunca más», popularizado por Valeria Lynch. Para mí, es como un «Tomate el Palo» 2.0. También habito ese drama, porque me encanta ser dramática.

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img