sábado, mayo 18, 2024

«Kind of Blue»: el álbum que revolucionó el jazz

Hablar de jazz es mencionar inevitablemente a Kind of Blue de Miles Davis, o viceversa. El lunes 2 de marzo de 1959, en los estudios de Columbia situados en la calle 30 de Nueva York, comenzó la grabación de lo que se convertiría en una de las mayores obras maestras de la música. En ese espacio, un grupo de músicos, liderados por la visión del compositor, se reunió para crear una pieza que redefiniría los estándares del género. Con su estilo diferencial y la participación de figuras como John Coltrane, Cannonball Adderley, Bill Evans y Jimmy Cobb, entre otros, el disco de jazz se consagraría como el más vendido de todos los tiempos, con más de 4 millones de copias hasta la fecha.

En palabras del pianista Chick Corea, «con este disco Miles creó, prácticamente, un nuevo lenguaje musical». Este lenguaje se basó en el jazz modal, un estilo que abandona las progresiones armónicas tradicionales en favor de la improvisación sobre modos o escalas específicas, brindando a los músicos una mayor libertad para explorar. El proceso de grabación fue inusual para la época, con Davis dando instrucciones mínimas a sus músicos. Ese albedrío creativo resultó en una obra que captura la esencia del estilo en su máxima expresión: improvisación, diálogo y originalidad.

Aunque los músicos no tenían grandes expectativas en su momento, estaban haciendo historia sin saberlo. Cada miembro de la banda contribuyó al éxito de la obra. Coltrane y Adderley aportaron su talento y estilo al saxofón, mientras que Evans y Kelly ofrecieron perspectivas distintas en el piano. La base rítmica sólida de Chambers y Cobb sentó las bases para que la trompeta de Davis brillara.

El álbum cuenta con cinco temas que se convirtieron en estánderes del género y fueron, son, reinterprétalas por músicos de todos los estilos. «So What» es una puerta de entrada al jazz modal. «Freddie Freeloader» destaca por su ritmo animado y su accesibilidad. El piano de Wynton Kelly aporta un toque distintivo a esta pista. Por otro lado, «Blue in Green» es una balada melancólica que muestra la delicadeza y sutileza del piano de Bill Evans. «All Blues» es un tema más relajado, con un compás de 6/8 que invita a dejarse llevar por la música. «Flamenco Sketches» cierra el álbum con una sensación de calma y reflexión, con grandes influencias de la música española.

A pesar de los desafíos y tensiones durante las grabaciones, es una obra maestra que sigue siendo relevante y apreciada hoy en día. Ha vendido millones de copias en diversos formatos, desde vinilo hasta streaming, y continúa siendo una fuente de inspiración para músicos de todo el mundo. Después de Kind of Blue, Davis siguió innovando y experimentando, incursionando en el jazz fusión y el jazz rock con álbumes como Bitches Brew.

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img