sábado, mayo 18, 2024

EEUU tenía muy claro cómo se repartirían nazis y japoneses el país si ganaban la guerra. Y lo volcó en un mapa

En 1937 no había comenzado la Segunda Guerra Mundial, pero algo se estaba fraguando. La Guerra del Pacífico había comenzado, la Guerra Civil Española estaba en marcha y sobre el mundo se cernía la sombra de una nueva Gran Guerra. Estados Unidos tenía una visión privilegiada, pues estaban lejos del conflicto y contaban con recursos para abastecerse en caso de que la guerra estallara en Europa, pero ante la visión de una nueva Guerra Mundial, el periódico Chicago Herald and Examiner realizó un mapa que mostraba cómo serían los Estados Unidos si entraran en la guerra apoyando al bando perdedor.

El resultado era muy similar a lo ocurrido con Austria-Hungría tras la Primera Guerra Mundial o a lo que los propios Aliados querían hacer con Alemania tras la victoria. “Los Estados Unidos, con los recursos más ricos de la Tierra, sufrirían el destino de Polonia, Austria y Alemania. Nuestras apreciadas tierras se verían divididas entre los conquistadores”. Se tenían en alta estima los norteamericanos.

mapa EE UU si perdian la IIGM

Nueva York, tierra de nadie. Curiosamente, los autores no se mojaron sobre el bando ganador, pero hay algunas referencias bastante claras porque el Japón imperial y la Alemania nazi eran los sospechosos. Los norteamericanos tenían claro que Nueva York era la joya de la corona y en el mapa podemos ver un pie de foto que reza “la ciudad de Nueva York, un premio demasiado rico para ser otorgado sólo a un conquistador, sería un puerto libre internacional”. Eso si no queda reducido a cenizas, claro.

Nuevayork

El motivo es que en la ilustración se ven bombarderos sin una bandera definida, pero con unas runas sospechosamente parecidas a las de las ‘SS’ y arrasando completamente la ciudad. Curiosamente, no sería el primer símbolo nazi en Nueva York, ya que ese mismo 1937 se produjo el accidente del Hindenburg en Nueva Jersey.

Un este alemán. Más allá de Nueva York, todo el este sería para el bando ganador en Europa, con un sospechoso color rojo. Esto comprende desde Nueva Jersey hasta Florida, pasando por Georgia, Carolina del Norte y del Sur y Virginia, con una ciudad tan importante como Washington DC también en manos de los vencedores. La leyenda nos cuenta que “la rica costa este será extirpada de los Estados unidos y dividida entre los poderes extranjeros”.

Este

Corredor de la muerte. Justo al lado de esta zona roja nos encontramos el “corredor de la muerte”. Podríamos pensar que es una zona de exclusión entre los territorios del centro y ese este de los conquistadores, pero la leyenda es algo diferente.

“En el corredor de la muerte, con abundancia de acero, carbón y algodón, podría desviarse a canales de destrucción. Aparecerían fábricas de munición que sobrepasarían por mucho la producción combinada de toda Europa y habría un estado que separaría el continente, como ocurrió con Polonia”.

Los “regalos” del norte y el sur. En este escenario, los estadounidenses imaginaron un norte dividido. Por un lado, la zona de Wisconsin, Michigan y Minnesota, que sería “un premio” para los vencedores, ya que tiene minerales, alimentos y salidas para ser un puesto comercial. Por otro lado, al norte del estado de Nueva York se formaría “El corredor del Empire State“, concedido a los propios Estados Unidos por lo que pueda pasar en un futuro conflicto.

Nortte

Si echamos la vista al sur, Estados Unidos “cedería” partes de Arizona, Nuevo México y Texas, un territorio rico en recursos agrícolas y minerales, a “uno de los aliados exitosos”. Curiosamente, no hay nada de México en este mapa, que sigue conservando su territorio intacto, incluso Baja California.

California para Japón. Y hablando del oeste, si el este es para la Alemania nazi (supuestamente), el oeste era para el Japón imperial. Esto incluye las islas de Hawái y es un vasto territorio desde la frontera canadiense en Washington, pasando por Oregón y California, con parte de Nevada y Arizona. También incluye Alaska, ya que “los ricos recursos minerales, madereros y peleteros” serían para los conquistadores.

Oeste

La descripción del nuevo estado de California dice así: “nuestra rica costa del Pacífico, con gran riqueza de minerales, petróleo, madera y sus muchas ventajas naturales, sería presa fácil de los conquistadores. Además, este imperio podría defenderse contra ataques del este”. Aquí no hay simbología japonesa como sí estaban las runas de las ‘SS’ en el este, pero es curioso que utilicen el término “imperio”.

EEUU seguiría teniendo salida al océano. Pero bueno, falta la parte central y esa sería para Estados Unidos. No es la más rica en recursos y, de hecho, en la actualidad se puede ver con claridad cómo las principales potencias del país se han ido a las dos costas. Pero bueno, algo es algo y destacan que seguirían teniendo salida al mar a través de las partes que les quedan de Texas y Luisiana.

Este territorio es “todo lo que queda de los Estados Unidos de América, reducido por la presión de los conquistadores y asediados por todos los flancos. Podríamos labrar nuestra tierra, gestionar nuestras industrias y llevar a cabo nuestros asuntos comerciales. También enviar productos al extranjero, pero bajo la supervisión y control de las potencias”.

Por lo demás, este hipotético mapa creado por el ilustrador Howard Austin Burke es de lo más interesante y lo cierto es que este escenario no ha sido tan distinto al visto en algunos videojuegos en los que la Alemania nazi invadía Estados Unidos o el mapa de la serie ‘El hombre en el castillo’ basada en la novela de Philip K. Dick con un este y centro de los nazis y un oeste de los japoneses.

Imágenes | Barron Maps

En Xataka | https://www.xataka.com/magnet/plan-cien-millones-muertos-asi-pretendia-resistir-japon-segunda-guerra-mundial

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img