sábado, mayo 18, 2024

El Festival Buena Vibra hizo historia en Ciudad Universitaria

Con entradas agotadas, el Festival Buena Vibra se desarrolló por primera vez en el campo de deportes de Ciudad Universitaria. El festival había tenido su última edición en 2021. Esta vez, contó con una asistencia de más de 20 mil personas.

Cerca de las 15:40, el campo de deportes de Ciudad Universitaria comenzó a recibir los primeros valientes que se atrevieron a esperar a sus artistas favoritos en el calor de la tarde. Juana Aguirre fue la encargada de inaugurar la tarde. La artista porteña dio el primer puntapié en el Escenario Aperol a las 16:15. Acompañada de tres músicos (entre ellos su ad látere, Ignacio Cruz). Interpretó canciones como «Configuraciones onduladas» y «Fuego», de su álbum debut Claroscuro y «lo_divino», single más reciente.

FONSO fue el encargado de continuar la jornada de sol y música. Apenas media hora después de Aguirre, en el escenario homónimo del festival, el proyecto de Lucas Ozuoɟıp desembarcó con un repertorio basado en su última producción discográfica, Día del Trabajador, que reúne colaboraciones con dos artistas que se presentarían más tarde, Marilina Bertoldi y El Principe Idiota (proyecto alternativo de Mariano di Cesare, de Mi Amigo Invencible).

Más tarde, el Escenario Aperol recibió a Clara Cava. La artista, que recientemente firmó un contrato discográfico con Universal Music Group Argentina, musicalizó la tarde acompañada de su banda con canciones parte de su último álbum, Azul es donde siempre estoy, covers como “Loco por volverte a ver” y sus clásicos como «Precipicio» y «Te dejé una carta». Los Besos y Vinocio fueron los siguientes. Las agrupaciones se presentaron en los escenarios Buena Vibra y Aperol, respectivamente.

Pasadas las 19:10, los mendocinos Mi Amigo Invencible llenaron de canciones el Escenario Buena Vibra. La banda, que ya lleva casi 15 años de trayecto recorrido, interpretó principalmente canciones de su último trabajo -quizás el más popero hasta la fecha-, Isla de Oro. Producido por Martin Buscaglia, cuenta con temas como «LA ARAÑA» e «Impecable». La ola mendocina continuó con la llegada de Gauchito Club al Escenario Aperol. Los cuyanos hicieron bailar a los presentes con canciones de toda su discografía, especialmente de su álbum más reciente -que también llevaron a Lollapalooza 2023-, El camino de la libertad. Cerca del final del show, la agrupación anunció el nombre de su próximo disco, Vulnerable.

La noche comenzó a caer al compás del primer show más rockero de la jornada. Marilina Bertoldi llegó al Escenario Buena Vibra en un set a dúo acompañado de Edu Giardina. Sonaron temas de su último disco, Mojigata, y algunos himnos de sus comienzos como «La Casa de A» y «O no?». Para echar combustible a la noche recién comenzada, llegó NAFTA al Escenario Aperol. La banda comandada por Magamo, que debutó en el Luna Park en el 2023 para presentar su segundo álbum, interpretó clásicos de sus queridos por el público y la crítica NAFTA y NAFTA II. Mendoza volvió a aparecer pasadas las 22h en el Escenario Buena Vibra.

De la mano de de Usted Señalemelo, la noche cobró un boost de energía. Comenzaron con “Salto al espacio”, que interrumpieron a la mitad para pedir auxilio ante un desmayo en el público. Retomaron el show cuando llegó la asistencia. Luego, el trio recorrió canciones de su último trabajo, Tripolar y clásicos como «Pana» y «Big Bang». El final del show fue una sorpresiva versión de “Agua Marfil” en banda completa. Minutos antes de las 23h, fue el turno de uno de los números más convocantes y familiares. Conociendo Rusia -el proyecto de Mateo Sujatovich y su banda- hizo sonar el riff de “30 años”. Luego, invadió el festival con canciones ya inscritas en el cancionero popular argentino como «Cabildo y Juramento», «Loco en el desierto» y «Quiero que me llames». Anunció que su próximo álbum, Jet Love, saldrá en abril.

El Kuelgue llegó para poner broche de oro al Escenario Aperol. La banda de Julián Kartun hizo sonar temas como «Circunvalación» y más recientes como «Carta para no llorar» y «Sinoca», de su último disco, Hola Precioso (2023). Peces Raros aterrizó en el campo de deportes con su show, que combina canciones y, como ellos definen, «lenguaje de máquinas». El dúo platense conformado por Lucio Consolo y Marco Viera cerró el Buena Vibra en el Buena Vibra con un show que progresó desde lo más bajo a lo más alto. Sonaron «No van a parar», «Cicuta» y más temas que transformaron las últimas energías de los presentes en saltos y pasos de baile.

Como los artistas que algún día fueron emergentes y hoy llenan estadios, el festival comprobó que crece al ritmo de lo mejor de la industria nacional, sin descuidar el espíritu independiente y la unión como bandera.

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img