martes, julio 23, 2024

La fascinante competición que comparten China y Estados Unidos: hacer (bien) la cama

Sobre concursos no hay nada escrito. Los hay en los que la gente compite por devorar comida picante, ver quién es capaz de lanzar su móvil más lejos o aguantar el mayor tiempo posible tumbado, sin hacer nada. Pocas competiciones pueden presumir sin embargo de la peculiar combinación de extravagancia y relajante elegancia de los campeonatos de hacer camas. Donde nosotros vemos un simple somier, un colchón y unas cuantas sábanas y mantas, sus competidores ven un desafío con el que demostrar su destreza.

¿Quién dijo que las tareas doméstica son aburridas?

Hazla bien, hazla rápido. Esa es la idea detrás de los concursos de hacer camas. Y no hace falta tirar de imaginación para hacerse una idea del resultado. En redes sociales como X, Tik Tok o YouTube pueden encontrarse un buen número de vídeos en los que se ven a los concursantes afanados en manejar sábanas, edredones y demás enseres domésticos con la mayor desenvoltura posible.

Trabajan con camas, cierto, pero el espectáculo se parece más a una coreografía organizada alrededor de un colchón. Importa la elegancia con la que se mueven, que la ropa quede bien tendida, sin arrugas ni fruncidos. Y también la rapidez.

De China a Oriente Medio o EEUU. Dicen que el fútbol no tiene fronteras. El hacer camas, tampoco. Concursos de ese tipo pueden encontrarse en China, Japón, Oriente Medio o Estados Unidos. Su enfoque es casi siempre el mismo: están orientados a personal de hoteles y profesionales de la limpieza, quienes más habilidad tienen en el manejo de las colchas. Con los concursos, organizados incluso por hoteles, se busca poner en valor un trabajo que suele pasar inadvertido y reconocer el talento de los más hábiles.

Un espectáculo digno de Las Vegas. Prueba de que lo de hacer camas puede resultar fascinante es que han llegado a organizarse competiciones en la mismísima capital mundial del espectáculo, Las Vegas. Allí, en “la ciudad del pecado”, se han celebrado competiciones nacionales pensadas para profesionales de la limpieza que se miden en tareas como pasar la aspiradora, fregar o, por supuesto, hacer camas.

El desafío es el mismo en todas las categorías: demostrar quién es capaz de despachar cada una de esas labores lo mejor posible y en el menor tiempo. “Toda mi vida las he estado haciendo”, comentaba Febe Rodríguez, una de las competidoras: “Puedo hacerlo hasta con los ojos cerrados”.

Ganando adeptos por el mundo. El hacer camas bien y rápido ha despertado pasiones también en otras regiones del mundo. En la web de Horeca Oman se informa por ejemplo de una competición celebrada entre mayo y junio del año pasado para preparar camas, un concurso “divertido y trepidante”, en sus propias palabras, diseñado para poner a prueba las destrezas de los profesionales de la limpieza. Entre los jueces había profesionales como Adil Al Subhi o Suresh Khadka, que trabajan en negocios de Omán.

Los concursos parecen haber calado también en Asia, en países como Japóno China. Buen ejemplo lo deja el Hotel & Shop Plus Shanghai en asociación con Shanghai Wanrun Hotel Supplies Market, que organizaron una competición para que empleados de hotel pudiesen batirse en la confección de camas. Al fin y al cabo, si toca hacer la cama… ¿Por qué no hacerla con la mayor elegancia posible?

Imagen de portada: Hotel & Shop Plus Sangai

En Xataka: Estas han sido las pruebas del último campeonato mundial de Excel (sí, como suena)

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img