miércoles, julio 24, 2024

La batalla que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial

El 27 de enero de 1944 el Ejército Rojo rompió el cerco que los alemanes establecieron en la ciudad de Leningrado. La batalla de Leningrado fue una acción militar de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de tomar la actual ciudad de San Petersburgo. Sin embargo, los soviéticos presentaron oposición y camuflaron edificaciones históricas con redes que impedían determinar su perfil.

Ante la imposibilidad de lograr sus fines iniciales, los alemanes optaron por bloquear los accesos a la población para dejarlos morir de hambre. El ataque comenzó el 8 de septiembre de 1941, tras cortar las últimas vías de acceso. Si bien las fuerzas soviéticas lograron abrir un corredor terrestre a la ciudad el 18 de enero de 1943, los alemanes mantuvieron el cerco hasta el 27 de enero de 1944. La restricción duró 872 días.

Los historiadores califican este tipo de hechos como genocidios, por la intención deliberada y sistemática contra civiles. Familias enteras fallecieron de hambre y frío. La falta de comida obligó a la población a alimentarse de palomas, gatos y ratas. Incluso se registraron actos de canibalismo y de compraventa de cadáveres.

La aniquilación no llegó a ser absoluta debido a que civiles y soldados pudieron habilitar a través del lago de Ládoga un corredor por donde llegaba una mínima ayuda. La cifra oficial de muertes que se dio en los Juicios de Núremberg fue de 642 mil civiles, la mayoría por frío y hambre. Otras fuentes, como la Enciclopedia Militar Rusa, aumenta la cifra, al incluir la evacuación de un millón de civiles.

En tanto, la mayoría de los historiadores occidentales creen que el número de muertos por hambre y frío superó el millón y que varios cientos de miles más murieron por los bombardeos. En contraste, los Estados Unidos y Gran Bretaña sufrieron en conjunto menos de 800 mil muertos durante la Segunda Guerra Mundial.

El Ejército Rojo también sufrió durísimas bajas durante los combates en los alrededores de Leningrado. Según los recuentos oficiales, hacia el final de la guerra un millón 17 mil soldados habían muerto o desaparecido.

Mientras que otros dos millones y medio habían terminado heridos o enfermos. Esto representa un poco más del 12% del Ejército Rojo. Hoy en día se pueden ver edificios vacíos en los alrededores de San Petersburgo, nombre actual de Leningrado, lo que representa el doloroso pasado de la ciudad. Ésta recibió el título de Ciudad Heroica en 1945, coincidiendo con el final de la contienda.

El 27 de enero de 1944 el Ejército Rojo rompió el cerco que los alemanes establecieron en la ciudad de Leningrado.

La historia también es noticia. Radio Perfil.


Guion: Sebastián Rojas | Locución: Pita Fortín

por Radio Perfil

Galería de imágenes

En esta Nota

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img