martes, julio 23, 2024

María Elena Walsh: emblema de la cultura argentina

La poetisa y compositora dejó con un inolvidable legado en la cultura argentina.

María Elena Walsh nació el 1 de febrero de 1930 en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

Creció en un caserón campestre y su padre Enrique, hijo de inmigrantes irlandeses, la introdujo en la música con su gusto por tocar el piano y cantar canciones infantiles de tradición inglesa.

 Su madre, Lucía Elena Monsalvo, tenía una gran sensibilidad hacia el arte y la joven María Elena fue educada con mayores libertades con respecto a la educación tradicional de las niñas de la época.

A los doce años ingresó en la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano y con quince publicó su primer poema titulado “Elegía” en la revista “El Hogar”.

María Elena Walsh demostró su talento a muy temprana edad y tras la muerte de su padre, con 17 años, utilizó ahorros para solventar la publicación de su primer libro.

El poemario titulado “Otoño Interminable” llamó la atención del mundo literario hispanoamericano y fue elogiado por grandes escritores como Jorge Luis Borges, Silvina Ocampo y Pablo Neruda.

Incluso el consagrado poeta español Juan Ramón Jiménez quedó impresionado con Walsh y junto a su esposa la invitó a pasar una temporada en Estados Unidos.

La poetisa recordó aquella beca como un tiempo difícil por la tirante relación con Jiménez, a quien también elogió como un maestro.

De regreso a Buenos Aires y desilusionada con el ambiente literario decide abandonar su destino de joven promesa para emprender un viaje junto a la cantante y poeta Leda Valladares, con quien inició una relación artística y afectiva.

El dúo Leda y María recorrió varias ciudades del mundo interpretando música folklórica hasta establecerse en París. 

Allí María Elena Walsh comenzó a crear poemas, canciones y personajes infantiles que solo mostraba a Leda Valladares.

En 1956 volvió a Buenos Aires y trabajó con éxito como guionista de televisión para programas infantiles.

La experiencia le permitió moldear un género que podría describirse como “varieté infantil”, dando inicio a una brillante trayectoria. 

María Elena Walsh logró recrear y traducir un conjunto de múltiples influencias culturales en un repertorio singular y diverso que se convertiría en la banda sonora de varias generaciones de niños. 

“Canciones para mirar” y “Doña Disparate y Bambuco” fueron algunos de los espectáculos que consagraron a Walsh como una referente de las infancias. 

“Manuelita la tortuga”, “El Reino del Revés” y “Como la Cigarra” son solo algunas de las canciones de María Elena Walsh que se instalaron en el cancionero popular argentino. 

Pese a su éxito entre los niños Walsh mantuvo produciendo contenido para el público en general. 

El compromiso político y su activismo feminista también marcaron a su brillante carrera. 

La obra escrita y audiovisual de María Elena Walsh es considerada única y determinante para la cultura argentina. 

Falleció a los 80 años como consecuencia de un cáncer óseo.   

El 10 de enero de 2011 murió María Elena Walsh. La historia también es noticia en Radio Perfil. Guion de Nicolás Ziccardi y locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil

Galería de imágenes

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img