martes, marzo 5, 2024

No seas tu peor enemiga

Hoy te contaré un caso real, de una muchacha como tú, o como yo, que se encuentra en un proceso de cambio a través de sesiones de coaching y mentoría y su relato de hace un tiempo me inspiró a advertirte, cuando quieras cambiar algo, ¡no seas tu peor enemiga!

Erika, hace unos meses, decidió finalizar una relación muy larga, que no le sumaba. Fue un proceso duro, le llevó un tiempo largo tomar la decisión y requirió de mucho autoconocimiento y valoración, ya que no le habían enseñado a quererse y así elegir a alguien que la quiera y la valore.

Cuando comenzó a reconocer firmemente su valor, decidió separarse.

Paso a paso comenzó a hacer cosas que le hacían bien, fue reconociendo cuáles eran las actividades que hacía porque sí y cuáles las que quería incorporar a su vida. En ese camino de romper paradigmas y creencias, decidió comenzar a hacer nuevas actividades, una de ellas fue ir a bailar sola por ejemplo.

Ella toma clases de salsa, le encanta, se dio un show al que quiso ir y participar, en donde se podía bailar también.

Rentó una noche de hotel para estar en la fiesta, disfrutó de comer rico ese día, se vistió para la ocasión y fue.

Durante el show, ella aprovechó cada momento para bailar, hasta que un caballero se acercó y le preguntó si ella era de Panamá, él era panameño. Ella respondió en forma afirmativa. Le llamó la atención la pregunta, ya que ella luce como una típica panameña. El hombre continuó con sus preguntas, y creencias. Le preguntó qué hacía una muchacha sola un sábado en la noche. Ella le dijo que le gustaba bailar salsa, que no tenía con quien ir y por esa razón fue a ese hotel en donde se daba el show. El hombre agregó `es raro una mujer sola aquí´. Ella le dijo que se sentía muy bien con ella misma. 

Cuando me contó lo sucedido, le pregunté: ¿cómo te sentiste? Me dijo que sintió cierta presión e incomodidad con el hombre, con quien claramente no quiso seguir bailando.

Ella trajo a sesión lo sucedido con la pregunta: ¿qué pasa que no hay permiso para estar sola mientras tanto, mientras te conoces, mientras creces como persona, mientras no aparece la persona indicada?

¿Cuál es la razón por la cual se juzga a quien no sigue una línea de lo que se supone es políticamente correcto? ¿Es correcto estar por estar con alguien si no eres feliz?

¿Tu que opinas?

¿Irias sola a una reunión, fiesta, show?

Como yo le decía, ese hombre fue una prueba de lo que necesitabas escuchar esa noche, para ver qué tal estás en tu proceso de autoconocimiento. Sigue así para atraer a quien te merezca!

¿Cómo te sentirías ante el planteo de alguien que piensa diferente, pero que toca en parte tus antiguas creencias?

por Paula Cabalén

Galería de imágenes

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img