viernes, marzo 1, 2024

Mauro Vieira: “Pertenecer al Mercosur y al Brics se complementa, ayuda”

El canciller brasileño, que fue embajador en Argentina entre 2004 y 2010, y este año cumplió 50 años como funcionario de relaciones internacionales de Brasil, llegó al país para la asunción de Javier Milei, en representación del presidente Lula da Silva. La semana pasada se reunió con la canciller Diana Mondino, en una visita “simpática y amistosa”. La centralidad de sus funciones como cancilleres es central en este momento de las relaciones bilaterales en que los presidentes de ambos países vuelven a divergir ideológicamente.

Canciller, usted se reunió la semana pasada con la canciller del gobierno de Javier Milei, Diana Mondino, quien le entregó la invitación para la asunción del presidente electo, ¿cómo fue esa reunión? ¿Encontró una postura hacia Brasil más abierta de lo que imaginaban después de las declaraciones críticas del ahora presidente Javier Milei respecto del presidente Lula?
La visita que recibí de la canciller Diana Mondino fue excelente. Fue una visita muy amistosa, muy simpática. Conversamos sobre los temas de interés bilateral, luego tuvimos un almuerzo, y ella regresó directamente a Argentina. Fue un gesto muy positivo para empezar un diálogo, fue excelente, conversamos y abordamos temas de la relación bilateral, los más variados. Pudimos sondear un poco las posiciones y ver adónde estábamos en unos y otros. Fue excelente, fue un principio de diálogo que estamos listos a mantener. 

¿Cómo imagina que puede ser la relación entre Brasil y Argentina ahora con un presidente como Milei, que es antagónico ideológicamente al presidente Lula? 
La elección de un nuevo presidente es un acto soberano de la ciudadanía del pueblo argentino. Y estoy seguro de que las autoridades argentinas, como las brasileñas, dan importancia a la relación bilateral y harán todo lo posible para mantenerla. La relación de Brasil con Argentina y con el Mercosur es fundamental, el comercio es importante, las industrias son complementarias, el tránsito de personas entre Brasil y Argentina, los demás países del Mercosur, es muy elevado. Estoy seguro de que todos los gobiernos, independientemente de la orientación ideológica de la posición partidaria, van a defender los intereses nacionales que apuntalan al acercamiento de los dos países. 

Pero es la primera vez en la historia que hay una asunción de un presidente argentino y no viene un presidente de Brasil a la asunción, ¿marca este hecho algo como podría ser, se dice, comenzar con el pie izquierdo?
No seamos tan estrictos desde el punto de vista histórico. No, creo que esta no es en realidad la primera vez. Estoy seguro de que en los tiempos de don Hipólito Yrigoyen los presidentes de Brasil no iban a la transmisión de mando. En la última transmisión, cuando tomó sus funciones el presidente Alberto Fernández, tampoco estuvo el presidente de Brasil, así que el presidente no pudo viajar. Recién llegó de un una visita muy larga, estuvo en Arabia Saudita, estuvo en Qatar, en los Emiratos para la COP 28. Luego, una visita importantísima en Alemania. Regresó a Brasil y estuvo dos días aquí en Río de Janeiro, involucrado en la conducción de la cumbre del Mercosur, que se cerró ayer. Así que regresó ayer a Brasilia, donde necesita estar unos días. Va a viajar también por los estados brasileños, lo que no había hecho en los dos últimos meses. 

Quien sí viene con una comitiva muy grande, tres gobernadores, varios diputados, varios senadores y obviamente tuvo que pedir permiso a la Justicia para venir, y tengo entendido que pudo venir porque no es necesario pasaporte para viajar a los países limítrofes de Brasil, es Jair Bolsonaro. ¿Una comitiva de ese tamaño de Bolsonaro se convierte en algún sentido en una comitiva oficial paralela de Brasil, o cómo lo evalúa usted? 
No, no es la comitiva oficial. La comitiva oficial es la que integro yo como canciller de Brasil, y el embajador de Brasil en Buenos Aires, Julio Bitelli. Recibimos del gobierno argentino una invitación y recibimos también una carta del presidente electo con una invitación, y en respuesta a estas dos invitaciones es que el presidente Lula indicó su representante. Esta es la representación oficial. Otras representaciones yo creo que irán a título personal. Hay muchos políticos brasileños que tienen relaciones muy cercanas con políticos argentinos o distintos partidos, así que lo veo de una manera muy normal, muy natural. 

Ahora, podríamos decir que, desde el punto de vista de la política interna, es la primera oportunidad que tiene Bolsonaro de mostrarse públicamente, incluso dentro de Brasil. 
El expresidente tiene acá una cantidad de actividades, por Brasilia y por otras partes. También viajó al exterior, estuvo como dos meses, creo, en Estados Unidos o algo así, así que él está en sus funciones, es natural.

El triunfo de Milei, sumado a la simpatía y la amistad de Milei con Bolsonaro, ¿le da a Bolsonaro un escenario internacional que le permite la oportunidad de revitalizarse? 
Las amistades son así. Estoy seguro de que tendrá amistades en otros países, pero en lo que dice respecto a las relaciones bilaterales, el diálogo se mantiene, se establece por los canales oficiales, que son las cancillerías y los distintos órganos del gobierno, y por ahí podemos hablar con el nuevo gobierno argentino, siempre con miras a los intereses nacionales de los dos países. Y también a los intereses de nuestro grupo, el Mercosur, que es tan importante para el desarrollo de la región. 

¿Le sorprendió, canciller, que continúe el mismo embajador argentino, Daniel Scioli, en Brasilia, a pesar de la oposición ideológica que hay entre el presidente Alberto Fernández y el actual presidente, Javier Milei?
La designación de embajadores es una decisión personal de los jefes de Estado. Los embajadores son representantes personales en otro país de los presidentes, así que los países pueden designar a quien sea. El embajador Daniel Scioli, que ya fue gobernador, fue vicepresidente, diputado, es un político de gran punto en Argentina, lo mismo cuando fui embajador en Buenos Aires, lo conocí en distintas funciones, así que es un hombre que trabajó mucho en los últimos años, que estuvo acá para la aproximación entre los dos países, que seguro que va a seguir haciendo un trabajo muy positivo. 

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil.

por Juan Ferrari

Galería de imágenes

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img