martes, marzo 5, 2024

Enrique Bunbury comenzó su gira de shows únicos en Buenos Aires

En el escenario del Movistar Arena, Enrique Bunbury desplegó las melodías de su más reciente álbum, Greta Garbo, repasó los clásicos de su consolidada carrera solista, y no olvidó las infaltables canciones de Héroes del Silencio.

Fuera del recinto, la lluvia empapaba las calles de la Ciudad de Buenos Aires, donde los fanáticos llevaban remeras tanto de Héroes del Silencio como de Bunbury. Con las luces apagadas, una voz invitó a la audiencia: «Pedimos que utilicen sus celulares solo cuando sea necesario».

La primera nota resonó con «Nuestros Mundos No Obedecen a Tus Mapas», la apertura perfecta para este tan esperado show. Al terminar, el público ya entonaba el nombre de Enrique con entusiasmo.

Continuó con «Cuna de Caín» y, sin pausa para los aplausos, presentó su nueva canción, «La Tormenta Perfecta», donde los fanáticos entonaron enérgicamente: «Este es un tiempo de mierda».

Después de la tercera canción, Bunbury anunció: «Vamos a tocar canciones nuevas y viejas, de todas las épocas, desde Greta Garbo hasta lo que la memoria recuerde».

«Hombre de Acción» marcó el momento en que el artista se despojó de sus gafas para conectarse visualmente con su audiencia. «Invulnerables», una de sus nuevas composiciones, ya se perfila como un futuro clásico. «Es el primer show de la gira, y no hay mejor opción que compartirlo con ustedes», expresó Bunbury.

«El Extranjero» y «La Actitud Correcta» fueron momentos álgidos de la noche. «Hace un año y medio, pensé que nunca más subiría a un escenario», confesó el zaragozano, aludiendo a un receso debido a problemas en sus pulmones que afectaban su garganta y le impedían cantar.

Después de seis años, Bunbury regresó a Argentina, aparentemente sin que el tiempo dejara huella en él; su voz está mejor que nunca. En medio de la euforia por el regreso, pidió disculpas por posibles errores debido a su entusiasmo.

Con «De Todo el Mundo», bajó del escenario para cantar entre la multitud, un momento emotivo que resonó en todo el estadio. Al acercarse al final, los acordes iniciales de «Entre Dos Tierras» desataron una euforia distinta. Al terminar la canción, el público clamaba: «Héroes, Héroes», y Bunbury esbozó una breve sonrisa antes de continuar su repertorio.

«Lady Blue» fue la elección para cerrar antes de los bises. «No nos olviden», pidió Enrique antes de retirarse del escenario.

«Aunque no sea conmigo» inició las últimas canciones de la velada, seguida de «Maldito Duende», que sumergió nuevamente al público en un viaje de efusividad y nostalgia. Para cerrar, la elección fue «… Y Al Final», dejando al estadio reflexionando sobre la vigencia y el estado del cantante, para seguir ofreciendo shows de dos horas con esa vitalidad.

Ph: @tutedelacroix

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img