viernes, diciembre 8, 2023

Leandro Santoro: “Probablemente si Milei pierde las elecciones, sea el final político del macrismo”

El candidato radical del peronismo el domingo 22 de octubre hizo una elección histórica en la Ciudad de Buenos Aires y llegó al balotaje con Jorge Macri, pero decidió dar un paso al costado para concentrar todo el músculo político en la elección presidencial de Sergio Massa. Comenzó a militar a los 13 años y tuvo un vínculo político y personal fuerte con Raúl Alfonsín. Cuando su partido político se unió al macrismo, encontró en el proyecto político encabezado por Cristina Kirchner mucha gente con los mismos valores que él. En su calidad de politólogo, analiza los últimos acontecimientos y el escenario futuro de cara al 19 de noviembre.

Tenés dos hijas, Francesca y Antonia, ¿qué edad tiene Antonia? 

—Antonia tiene 12. 

—La pregunta viene servida, si Antonia te dijese que tenés que votar por uno u otro candidato, ¿le harías caso? 

—No, pero tampoco creo que se le ocurriría decírmelo. 

—No se te ocurriría a vos decirlo tampoco. 

—No, pero a ella creo que no se le ocurre. Primero, es una niña muy sana y trata de no meterse en los temas de grandes. Tanto la madre como yo le hemos pedido en más de una oportunidad que evite la discusión política en el colegio, es un tema que muchos chicos absorben. En segundo lugar, es muy respetuosa de lo que se dedica el padre, y en todo caso podría preguntar, pero tengo la suerte de que sigue siendo una niña todavía muy aniñada. 

—¿Se reconfiguró el sistema político, gane o pierda Milei? ¿Habrá un desmembramiento del sector neoliberal del PRO, junto con La Libertad Avanza, por un lado, y el resto del PRO con la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica, el Peronismo Federal e inclusive el socialismo, que puedan volver a crear una especie de frente progresista, como fue hasta antes de 2015?

—Que las reglas de juego del sistema no son las mismas no tengo ninguna duda, que va a haber reacomodamientos, tampoco. Ahora, el resultado final de eso está por verse. Está comprobado que este sistema de coaliciones informales, donde está todo demasiado pendiente de la subjetividad, las emociones, las relaciones personales, el ego y la vanidad, no corre más porque todo es muy frágil. La Argentina tiene que ir a un sistema de coaliciones más estables, más formales, más burocráticas, en el buen sentido de la palabra, y eso va a demorar seguramente un tiempo. Habrá que ver quién gana las elecciones para tratar de anticiparse un poco a cómo va a ser la configuración final. No es lo mismo que Sergio sea presidente, a que sea Milei, y ahí es difícil imaginarse cómo va a reaccionar… 

—En el caso de Juntos por el Cambio, sea o no sea presidente Sergio Massa, ¿creés que de cualquier forma se va a producir dentro del bloque de legisladores una división entre aquellos que van a estar cerca de Milei?

—Sí, pero probablemente si Milei pierde las elecciones, sea el final político del macrismo, entonces la reconfiguración de Juntos por el Cambio va a ser menos traumática. 

—De cualquier forma, la cantidad de diputados que ha ganado La Libertad Avanza, aunque pierda el balotaje, y una cantidad de diputados más tradicionales, más conservadores, crearían una suficiente masa crítica para tener importancia en el Congreso, a lo mejor sin el liderazgo de Mauricio Macri, pero ¿se reconfiguraría, o no? 

—Reconfigurar se va a reconfigurar. No tengo claro cuál va a ser el grado de estabilidad ni de estructuración ideológica que eso va a tener, porque que hayan entrado con un partido ultraconservador no significa que vayan a permanecer en el mismo espacio. Me he cansado de ver dirigentes políticos que con tal de ser diputados entraban por cualquier partido político y, una vez en la Cámara, se comportaban de manera individualista, terminando en cualquier espacio político que por ahí no tenía nada que ver con el partido de origen. Así que tranquilamente puede suceder que diputados que entraron por La Libertad Avanza terminen en cualquier lugar. Con lo cual, habrá que esperar un poco el resultado para imaginarse cómo va a ser el sistema. Pero no es lo mismo que gane Milei, a que gane Massa. 

—¿Se reconfigurará también la coalición oficialista, gane o no Massa? 

—Lo mismo, dependerá mucho del resultado electoral. Es una etapa difícil.

—Una conjetura, obviamente antes del resultado electoral, uno podría decir que si Massa gana, quedaría como jefe de la coalición, continuaría siendo oficialista, pero si Massa no ganase, ¿no hay incluso en Kicillof, con una nueva canción, un cambio generacional que inclusive reconfiguraría al actual oficialismo?

—Pero si Massa no ganase y ganase Milei, y quisiera asfixiar financieramente a la provincia de Buenos Aires, habrá que ver cómo se reconfigura el liderazgo de Axel. Es muy difícil pronosticar reacomodamientos en las vísperas de esta elección, porque no es una elección cualquiera, y la Argentina es un país que te presenta siempre sorpresas e imprevistos. Es más, el resultado ni siquiera va a determinar, va a empezar a delinear un camino que la Argentina va a tener que transitar durante todo el año que viene, pero después habrá que ver también qué es lo que sucede, en un caso o en otro.

—Me estaba refiriendo más a cuestiones de fondo. El kirchnerismo comparte la misma ideología de Cristina Fernández de Kirchner y su misma edad, y probablemente, si ella estuviese en algún momento en un ocaso biológico, ¿también lo estaría el kirchnerismo?

—No ocurrió con el peronismo, porque el radicalismo era un partido más orgánico y el peronismo era más un movimiento de carácter personal. 

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

En esta Nota

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img