miércoles, julio 24, 2024

RISC-V acaba de conseguir el apoyo de cinco empresas de primer nivel para competir con ARM: este es el plan

La arquitectura de código abierto RISC-V sigue despertando interés entre compañías y países que buscan alternativas a los populares modelos ARM y x86. El principal motivo detrás de este tipo de movimientos es contar con una solución de diseño de hardware independiente y libre de licencias pagas cuyo coste puede alcanzar el precio del producto o reducir el margen de beneficio.

El gran inconveniente que tiene este prometedor conjunto de instrucciones es que actualmente carece de suficiente músculo como para convertirse en una alternativa sólida que rivalice con los líderes del sector. No obstante, en el último tiempo hemos sido testigos de una serie de cambios que sugieren un escenario más favorable. El último nos llega de la mano de cinco actores tecnológicos.

RISC-V tiene cada vez más apoyo

Qualcomm, Bosch, Infineon, Nordic Semiconductor y NXP se han unido para invertir conjuntamente en una empresa destinada a impulsar el desarrollo y la adopción de RISC-V a nivel mundial. El grupo de empresas señala en un comunicado de prensa que busca enfocarse en hardware de nueva generación. Se trata, sin dudas, de una noticia nada despreciable que nos invita a estar atentos.

Esta nueva compañía, cuyo nombre todavía no ha trascendido, estará situada en Alemania. Si bien los detalles sobre la cantidad de dinero invertido o el inicio de sus operaciones todavía no están claros, sus socios se han encargado de brindar algunos detalles que nos permiten vislumbrar más claramente hacia donde apuntan y cuál podría ser su rol en el creciente desarrollo de la arquitectura. 

“La compañía será una fuente única para habilitar productos compatibles basados en RISC-V, proporcionar arquitecturas de referencia y ayudar a establecer soluciones ampliamente utilizadas en la industria”, explican. En este sentido, señalan que primero se enfocarán en soluciones de código abierto orientadas al mundo de la automoción, para después expandirse a móviles e IoT.

Qualcomm Risc V

Qualcomm y compañía parecen no querer quedarse con el balón. De hecho aseguran que con este movimiento también pretenden impulsar a gobiernos y otros actores de la industria a apostar por RISC-V. El motivo a tal llamamiento, el palabras de la empresa de semiconductores, es “aumentar la resiliencia del ecosistema”, una necesidad ciertamente compartida por otros interesados.

Cabe señalar que esta nueva compañía no será la encargada de fabricar los futuros chips RISC-V, sino que se encargará de su diseño y, como decimos, impulsar su adopción. El rol de Qualcomm en esta historia no pasa desapercibido ya que se encuentra en medio de una batalla legal con con ARM Holdings, la firma que obtiene beneficios económicos por la venta de propiedad intelectual (IP) de ARM.

Los padres de la marca Snapdragon gastaron 1.400 millones de dólares en Nuvia e intentaron utilizar las IP obtenidas por esta startup para desarrollar sus nuevos chips Qualcomm Oryon para rivalizar nada más y nada menos que con los chips de Apple, Intel y AMD en portátiles. ARM Holdings no quiere saber nada con esto y, en líneas generales, ha restringido el campo de acción de sus licencias.

En cualquier caso, mientras algunos se pelean por ARM, RISC-V recibe más impulso. Además e la empresa recientemente anunciada, China ha decidido apostar por esta arquitectura en medio de la guerra comercial con Estados Unidos, los centros de datos europeos podrían abrirle la puerta e incluso Android ahora le brinda soporte. Lo que está por venir con RISC-V es realmente muy interesante.

Imágenes: RISC-V | Qualcomm

En Xataka: El mayor fabricante chino de chips se tambalea mientras las sanciones de EEUU lo tienen bien agarrado por el cuello

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img