jueves, junio 13, 2024

Creación del Registro Civil en la Ciudad de Buenos Aires: puja entre política e iglesia

El 10 de agosto de 1886 comenzó a funcionar el Registro Civil en la Ciudad de Buenos Aires.

 A fines del Siglo XIX y principios del XX, la opinión pública en Argentina estaba polarizada entre la clase política y la Iglesia.

Ambas partes se disputaban la potestad de arbitrar asuntos civiles y públicos.

En ese momento, la Iglesia católica era la responsable de llevar el registro de los nacimientos, los matrimonios y las defunciones.

En 1869 la sanción del Código Civil convalidó jurídicamente el modelo de relaciones familiares propuestos por la Iglesia.

Por lo tanto, mantuvo la institución del matrimonio dentro del ámbito religioso.

Al excluir el matrimonio civil, obligó a los contrayentes a casarse según las leyes y ritos de la iglesia a la que pertenecieran.

Para quienes no pertenecían a ninguna religión, y no quisieran abandonar sus convicciones, la única alternativa era el concubinato.

Por entonces, eso carecía de status jurídico.

El triunfo de la política sobre la Iglesia estuvo marcado por la creación del sistema de secciones sobre la cuadrícula urbana y de la constitución de la oficina pública.

La pulseada atravesó distintos momentos.

En 1880 comenzó la etapa de la consolidación del Estado nacional moderno.

Julio Argentino Roca garantizó el orden político, basándose en la Constitución Nacional sancionada en 1853.

Fue un período sembrado de problemas y tensiones.

Los liberales asumieron un rol importante en la organización de la economía, según el modelo agro-exportador y a través de la sanción de las leyes que consolidaron el Estado Nacional.

En la década de 1880, un conjunto de leyes laicas puso bajo jurisdicción del Estado nacional el control de la población civil y la instrucción ciudadana.

En 1884, Roca logró un triunfo sobre la Iglesia católica con la sanción el 25 de octubre de 1884 de la ley Nº 1565 de creación del Registro Civil

Las autoridades de la flamante municipalidad sancionaron la Ordenanza del 28 de junio de 1886.

Ésta abrió tres secciones para que funcionara el Registro Civil de la ciudad de Buenos Aires, como una manera de reorganizar el territorio urbano.

Para la década de 1890, el Registro Civil se había consolidado como herramienta constructora de nacionalidad, y ampliación de ciudadanía.

El 10 de agosto de 1886 comenzó a funcionar el Registro Civil en la Ciudad de Buenos Aires.

La historia también es noticia en Radio Perfil. Guion de Sebastián Rojas y locución de Pita Fortín. 

por Radio Perfil

Galería de imágenes

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img