martes, mayo 28, 2024

Impulsá tus sueños a través de la gratitud

La gratitud tiene un efecto mágico, quienes la practican logran llevar adelante sus sueños y deseos. Doy fe, a través de mi propia práctica y procesos de autoconocimiento lo he comprobado y veo, a su vez, cómo quienes practican lo mismo, viven una vida más balanceada. No significa que los problemas no existan, sino que se logra una forma de abordarlos desde otro lugar, más calmo, con esperanza y fe.

Muchas culturas practicaban la gratitud antes de recibir las bendiciones por las cuales agradecían.
 “A quienquiera que tenga gratitud (ahora) se le dará más (en el futuro), y tendrá en abundancia.”

La mayoría de las personas están agradecidas cuando han recibido algo bueno, pero para hacer que todos tus deseos se hagan realidad y cambiar toda tu vida llenándola de riquezas, bendiciones y milagros en todas las áreas, has de estar agradecida antes y después. A través del acto de sentir gratitud sinceramente por haber recibido tu deseo de antemano, inmediatamente creas una imagen mental de que ya lo tienes, te sientes como si ya lo tuvieras, y así, estás cumpliendo tu parte. Si sigues manteniendo esa imagen y sentimiento, recibirás mágicamente tu deseo. No sabrás cómo lo recibirás, ni tampoco es cosa tuya saberlo. No intentas averiguar cómo va a mantenerte en el suelo la ley de la gravedad cuando sales a pasear, ¿verdad? Tienes la confianza y el conocimiento de que cuando sales a dar un paseo la ley de la gravedad te mantendrá firmemente en el suelo. Asimismo, has de tener la confianza y el conocimiento de que cuando estás agradecida por lo que deseas, lo que deseas vendrá a ti mágicamente, porque es la ley del Universo.

Ejercicios para impulsar tus sueños.

1. Enumera al menos cinco deseos. Indica las razones por las cuales sientes gratitud por cada uno de ellos. Escribe por ejemplo: Gracias por la casa que tiene todo lo que necesitamos para vivir (aunque aún no la tengas). Coloca al lado de cada deseo: gracias, gracias, gracias. 

2. Cierra los ojos y conecta con cada uno de tus deseos, responderás mentalmente a las siguientes preguntas:

a. ¿Qué emociones sentiste cuando recibiste tu deseo?

b. ¿Quién fue la primera persona a la que le dijiste que habías recibido tu deseo y cómo se lo dijiste?

c. ¿Cuál fue la primera cosa que hiciste que te pareció genial al recibir tu deseo? Descríbela mentalmente con todos los detalles que puedas.

4.- Puedes crear un Vision Board que colocarás en un lugar que puedas ver a menudo. 

5. Hoy antes de irte a dormir, di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

Escuchá la columna completa de Paula Cabalén en Radio Perfil
 

por Paula Cabalén

Galería de imágenes

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img