miércoles, junio 12, 2024

Patricia Bullrich: “Los sectores que integran la coalición tienen que ser parte real de las decisiones”

Es la Piba, la que dice tener el carácter y el coraje para hacer los cambios que se necesitan para transformar la Argentina. Luego del revés que sufrió la oposición en las elecciones provinciales del fin de semana anterior, habla con templanza y –según sus propias palabras– hoy lo que tiene “es una enorme paz interior. A su vez, está convencida de que la sociedad está preparada y sabe que esos cambios se tienen que hacer y que es ella la persona indicada para este momento histórico de la Argentina. Viene creciendo en las encuestas un punto por mes desde hace un semestre. Ella concluye: “Este momento de la Argentina no es para cualquiera”.

¿Qué sentís al ver que en estos últimos meses  venís creciendo entre 1 y 1,5% por mes en las encuestas? 
Siento que todo el aprendizaje de una vida con momentos buenos, momentos difíciles, momentos duros, momentos de peligro, me han hecho aprender mucho de lo que es nuestra sociedad, nuestra vida, aprender de nuestra historia y consolidarme fuertemente en una nitidez de ideas y en una conducta de coraje frente a los desafíos que el país tiene. Y quizás ese coraje es algo que viene como a lo largo de mi vida, esa acumulación que las anécdotas de mi infancia y algunos recuerdos que tengo de cuando me recibí en el colegio, donde todas las chicas y los chicos del colegio decían que iba a ser presidente de la Nación. Pero en mi vida política nunca pensé en un objetivo como una obsesión. Siempre pensé que en cada paso uno tiene que cumplir ese paso con total y absoluta dedicación, porque si no, lo que termina haciendo es distrayéndose de ese lugar para pensar en lo que viene. Uno no hace bien la tarea en el lugar donde está. Así que fui dejando esa idea que tenía en la niñez y la adolescencia. Cuando terminé el Ministerio de Seguridad pensé que tenía la capacidad y sobre todo la claridad de qué hacer en la Argentina, una acumulación de experiencia respecto a cómo se ha ido construyendo un sistema político en la Argentina, cómo se construyó el sistema de poder, cómo se construyó el sistema de intereses y cómo animarse a generar un cambio de régimen fuerte en el país. Entonces ahí tomé la decisión y empecé a caminar.

Estamos hablando del año 2019. 
En 2019, salí del Ministerio de Seguridad solo con mi último sueldo, algo que me parece que es bueno para una carrera política de austeridad. Me fueron diciendo que no iba a poder, que no tenía dinero, que no tenía aparato.

Que para una campaña hacían falta 100 millones de dólares, por ejemplo.
Que hacían falta 100 millones de dólares, fui caminando y acá estoy hoy, con enormes posibilidades de liderar este país. 

Una cosa es soñar algo, desear algo, buscarlo y otra es empezar a percibir que es posible. Entre el último año y hoy, al ver tu crecimiento en las encuestas de manera sistemática, cuando apoyás la cabeza en la almohada, ¿hiciste alguna reflexión del tipo “parece que es en serio”?
Sí, al principio, en 2019, ya casi 2020, cuando terminé el Ministerio de Seguridad y tomé la decisión, al principio algunas noches me despertaba con un cierto miedo de la decisión que había tomado. En la medida en que fui asentándome en el núcleo de ideas, en las cosas que la Argentina necesita hacer y en las políticas, en las estrategias, en el tipo de lucha que hay que dar en la Argentina para cambiar, cada vez me fui sintiendo más segura, así que hoy lo que tengo, que realmente lo siento profundamente, es una enorme paz interior porque sé que voy a tener la fortaleza, los equipos, el apoyo social para llevar adelante las transformaciones, porque además las estoy diciendo sin medias tintas. Es decir, no estoy haciendo una campaña de marketing, estoy hac

Esa paz interior que decís que sentiste en la medida que las encuestas iban subiendo, más allá de lo incomparables, es lo mismo que el Papa contó que empezó a sentir en el momento que veía los votos de los cardenales que lo encaminaban a ser electo, ¿en qué momento sentiste que podías ser vos la elegida y cómo podés explicar esa sensación? 
Eso se puede explicar cuando mirás el desafío que tenés y sentís que vas a estar a la altura de ese desafío, que sabés cómo responder a los problemas que vas a enfrentar. Sabés que tenés restricciones porque siempre la vida tiene restricciones, que quizás no vas a poder hacer el 100% de las cosas, pero sí que voy a encaminar con claridad aquellas cosas que son las determinantes para un cambio. 

¿Sos creyente?
No soy creyente, cada tanto rezo un poquito por si acaso, pero no soy creyente. Vengo de familia católica pero estoy bastante alejada de la práctica religiosa, igual en una campaña lo que más te regalan son vírgenes, rosarios, estampitas, así que es algo que tengo y colecciono…

¿Te hiciste más mística en la campaña al ver la devolución que te hacían los otros?
Las cosas las dimensiono de otra manera. Es decir, uno dimensiona todos los días las cosas pensando en qué está pasando hoy, las empiezo a dimensionar en cómo proyecto lo que va a suceder después de cuatro años. Es una acumulación de decisiones políticas, diálogos que tenés que tener, ejecución de la administración. En todas las cosas que tenés que tener, pacificación del país, en todas las cosas que tenés que hacer las voy dimensionando en cómo es el final, y ahí voy viniendo hasta el presente. Entonces siento que eso te cambia, te saca la cabeza del día a día, te saca la cabeza de la noticia chiquita de qué está pasando hoy, qué dijeron en tal lugar o tal otro, qué comentario hay sobre vos, y estoy pensando en otra dimensión. Y trabajando mucho en base a la historia, que como Churchill decía: “¿Querés ser político?, estudiá y leé historia que muchas veces se repite”, muchas veces hay saltos de calidad, muchas veces hay retrocesos, pero los saltos de calidad son aquellos que cambian las sociedades, que cambian el futuro de la gente y de los pueblos y se dan. Ahora estoy leyendo un libro de Kissinger que se llama Liderazgo, sobre personajes muy importantes en la historia. Estoy en la parte de Konrad Adenauer y lo que significó levantar la Alemania destruida. Los desafíos que tenía y cómo fue atando los distintos desafíos a un objetivo de largo plazo que era volver a Europa, y realmente es muy aleccionador.

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil. 

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img