domingo, febrero 5, 2023

A sus muchos problemas, Twitter afronta uno inusual: una demanda por no pagar el alquiler de sus oficinas

La mesura puede que no sea una características predominantes del nuevo dueño de Twitter. Elon Musk, que gastó 44.000 millones de dólares en comprar la red social, parece estar recurriendo a medidas cada vez más drásticas para reducir los gastos de la compañía. De acuerdo a The New York Times, Twitter ha dejado de pagar el alquiler de todas sus oficinas alrededor del mundo, incluida su sede.

El objetivo de este movimiento era renegociar la mayor parte de los contratos de alquiler y cancelar definitivamente algunos de ellos, pero las consecuencias legales han empezado a aparecer en escena. Según Bloomberg, el arrendatario del piso 30 del edificio Hartford, un rascacielos situado en San Francisco, ha demandado a la red social por no pagar el alquiler de sus oficinas.

Twitter se enfrena a una demanda por incumplir un contrato de alquiler

Los documentos judiciales presentados en Tribunal Estatal de San Francisco indican que Columbia Reit 650 California LLC advirtió a Twitter el pasado 16 de diciembre que si no cancelaba su deuda en cinco días acabaría incumpliendo el contrato de alquiler. En respuesta a la falta de pago por parte de la red social, la compañía decidió presentar una demanda por los 136.250 dólares adeudados.

De momento se desconoce si esta situación podría acabar en un proceso de desahucio o si la red social ha dejado de utilizar estas oficinas. En cualquier caos, cabe señalar que la demanda presentada la semana pasada no ha recaído sobre la sede central de Twitter, también ubicada en San Francisco, sino sobre un espacio de trabajo situado en el piso 30 del edificio Hartford situado cerca de cerca de Chinatown.

La decisión de suspender los gastos en alquileres es solo una de las piezas de un plan de reducción de gastos mucho más amplio de Elon Musk. A principios del pasado mes de diciembre, Twitter también fue demandada por negarse a pagar 197.725 dólares por vuelos privados realizado por la exdirectora de marketing Leslie Berland bajo el argumento de que no se había cumplido el contrato de servicios.

Además, señala CNBC, el nuevo consejero delegado de Twitter espera ahorrar unos 1.000 millones de dólares anuales en gastos de infraestructura al reducir la contratación de servicios de computación en la nube, incluido espacio de almacenamiento en servidores. Este tipo de movimientos, según la fuente consultada por CNBC, podría poner el riesgo el funcionamiento de la red social durante momentos de alta intensidad de uso.

Imágenes: Kevin Krejci (Flickr)

En Xataka: Un hacker amenaza con la mayor filtración de la historia de Twitter: 400 millones de cuentas

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img