domingo, febrero 5, 2023

La historia de USCGC Eagle, el barco-escuela nazi que terminó convirtiéndose en un velero guardacostas de EEUU

Clásico, elegante, evocador. Anacrónico, quizás. Al hablar del USCGC Eagle, un velero de 90 metros de eslora y 12 de manga que va camino ya de las nueve décadas de historia, pueden usarse muchos calificativos, pero a nadie que desconozca su historia se le pasaría por la cabeza tildarlo de nazi.

Su casco está pintado con los colores de la bandera de EEUU, la misma que ondea en popa, y a modo de mascarón de proa luce un águila que sostiene el escudo de la Guardia Costera del país entre las garras. Allí, pintada de dorado y encaramada al mar, parece un guiño al Great Seal.

Si pudiésemos viajar en el tiempo y remontarnos a la convulsa Alemania de mediados de la década de 1930, el país y la época en los que fue botado el velero, veríamos sin embargo que lo que sujeta el águila de la proa entre sus garras es algo bastante distinto: una esvástica nazi.

Y sería así porque así es cómo nació el USCHC Eagle: como un barco escuela fabricado durante la Alemania nazi que llegó a lucir el nombre de uno de los héroes bélicos del Tercer Reich y embarcó a las juventudes hitlerianas. El mismísimo Adolf Hitler estuvo presente durante su bautismo.

Un giro de 180º

36248587775 00e618c8ab K

Hoy el USCGC Eagle luce como una auténtica rareza, una rara avis a la que la historia ha dado un volteo de 180º: de servir como escuela para las futuras tropas que lucharían a las órdenes de Hitler ha pasado a convertirse en un buque escuela en el que se curte la Guardia Costera de EEUU.

Su crónica, desde luego, es tan vistosa como su arboladura.

Cuando se botó —a mediados de 1936— el buque se bautizó Horst Wessel, un guiño a un soldado nazi asesinado en 1930 al que Joeseph Goebbles se encargó de elevar a la categoría de mártir de la causa nazi. El buque se armó en el astillero de Blohm & Voss, en Hamburgo, la misma compañía de ingeniería y construcción naval que diseñó el acorazado Bismarck. A su bautizo asistieron Rudolf Hess o Hitler, quien años después, en 1938, llegaría incluso a navegar brevemente a bordo.

El navío sirvió para el entrenamiento de las tropas y durante los años anteriores al estallido de la Segunda Guerra Mundial surcó las aguas del Atlántico Norte en labores de formación. Tras el inicio de la contienda, en 1939, se dio de baja del servicio activo y aprovechó como buque para instruir a las Juventudes Hitlerianas. Hacia 1942 llegó pertrecharse con artillería y entrar en acción.

48098674517 8a44a26d5e K

La historia le tenía prepara sin embargo una segunda etapa, bien distinta y alejada de Alemania.

En los compases finales de la guerra, en 1945, acabó en manos de los Aliados. Su destino se vincularía a Estados Unidos poco después y a mediados del 46 un equipo formado por su antigua tripulación y marineros de la Guardia Costera dirigía el buque desde Bremerhaven, en Alemania, hasta su nuevo puerto base, en Connecticut. El velero se rebautizó como SCGC Eagle, sin referencias ya a héroes nazis, y se incorporó al servicio de las Fuerzas Armadas de EEUU.

Décadas después, con el convulso siglo XX en el retrovisor, el otrora Horst Wessel volvería a realizar una visita a Bremerhaven. Lo hacía ya reconvertido en uno de los buques insignia del servicio de Guarda Costas de EEUU, que ha sabido sacarle provecho como cúter de entrenamiento.

El velero se ha sometido a reparaciones, con una inversión millonaria, y figura aún en la página del USA Coast Guard, donde se detalla que una tripulación permanente integrada por ocho oficiales y 50 suboficiales se encargan de su mantenimiento. Allí, detalla, proporcionan “una base de conocimientos y habilidades náuticas para la formación de hasta 150 cadetes o candidatos a oficiales a la vez”.

Un buque fascinante… con una historia digna de novela.

Imágenes: Bast Productions LLC (Flickr), Dennis Jarvis (Flickr) y Rob Oo (Flickr)

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img