sábado, enero 28, 2023

Los coches de lujo ya no pueden ir sin su correspondiente NFT: por qué las marcas siguen insistiendo

Los fabricantes de coches de lujo también quieren vender en el mundo digital. Comprarse un coche parece que ya no es suficiente, los fabricantes ahora envuelven esa experiencia con añadidos varios. Y entre estos complementos aparece un concepto que se repite cada vez más: los NFT.

Marcas como Renault, Ford, Porsche o Lamborghini han lanzado sus propios tokens digitales. Algunos para conmemorar ediciones exclusivas de sus coches más míticos y otros como una manera de estrechar lazos con sus fans más acérrimos.

Como si de un equipo de fútbol se tratase, las marcas de coches han visto en estos NFTs una oportunidad. Curiosamente, pese a que el interés por ellos ha caído en picado, los fabricantes de coches siguen apostando por ellos.


Mercedes es la última en apuntarse. Esta semana hemos conocido que Mercedes-Benz ha registrado numerosas patentes relacionadas con los NFTs, bienes digitales, comercio con criptomonedas e incluso venta de ropa virtual. La compañía alemana planea asociar estos proyectos a otras marcas propias como Mercedes-Benz, Mercedes, S-Class, G-Class y Maybach.

En concreto para su Clase S, el fabricate quiere ofrecer grabaciones de audio y vídeo, archivos de imagen, música y archivos que incorporan obras de arte con objetos coleccionables autenticados por NFT. Se trataría de un proyecto similar al de ART2People, donde Mercedes-Benz se asoció con Polygon para lanzar su propia colección.

No solo son coches, sino marcas de diseño de lujo. Porsche es una de las marcas que más recorrido tiene con los NFTs. Entre las colecciones que venden podemos ver réplicas digitales de algunos modelos míticos como el Porsche 911.

La explicación de Detlev von Platen, director de marketing del fabricante, muestra bien qué pretenden con estos NFTs: “ñas obras de arte de NFT nos permiten llevar nuestra comprensión del lujo moderno y el posicionamiento único de la marca Porsche al mundo digital”. Vamos, es todo cuestión de marca. Estas colecciones permiten dar visibilidad a bocetos e ideas de diseño que no siempre acaban implementadas en un vehículo real.

Es todo una cuestión de exclusividad y ver cuántos hay disponibles. El Lamborghini Centenario es el modelo más exclusivo de la casa. Únicamente se crearon 40 unidades: 20 Coupé y 20 Roadster. No es solo una cuestión de precio, también de tener algo casi único en el mundo. En este juego de vender algo que se supone que muy pocas personas tienen es donde entran los NFTs.

La colección de NFTs de Lamborghini tiene 1.963 obras digitales, pero entre ellos hay 63 que solo podrán comprarse durante 24 horas. Estas marcas están tan acostumbradas a trabajar con lo exclusivo, que los NFTs van como guante al dedo.

Tú eres el dueño del coche en físico y en digital. El fabricante español Hispano Suiza es otra de las marcas que han apostado por los NFTs. De su hiperdeportivo Hispano Carmen se subastaron 12 como tokens a través de Trillion Collection.

La idea es complementar la experiencia de compra. No solo se paga por un coche físico, sino también por poder decir que eres dueño de ese coche. Y a la hora de coleccionar coches de lujos, no solo es tener la llave, sino un “certificado digital” que lo diga.

Grandes fabricantes como Ford, Renault o BMW también han anunciado interés. Renault creó una colección para conmemorar los 50 años de sus coches R5. Y lo hizo desde una web creada para este tipo de venta de bienes digitales: R3NLT. También otros fabricantes como Ford o BMW han solicitado varios registros de marcas relacionados con el mundo digital.

No es una idea excepcional, sino una tónica que se repite en la mayoría de fabricantes. Puede que la recepción de los usuarios respecto a los NFTs esté cerca de desaparecer, pero la idea de acompañar digitalmente el proceso de compra de un coche de lujo es muy tentadora para estas marcas.

Imagen | Kevin Bhagat

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img