domingo, febrero 5, 2023

Huawei acaba de quedarse sin chips avanzados propios: las restricciones siguen asfixiando a la compañía

Las consecuencias de la guerra comercial entre Estados Unidos y China siguen apareciendo en escena. Huawei, uno de los actores más vapuleados por el conflicto, acaba de quedarse sin semiconductores avanzados de diseño propio para sus teléfonos inteligentes, según datos de la firma de análisis Counterpoint Research.

Si bien las directrices del Departamento de Comercio impiden desde agosto de 2020 que Huawei pueda obtener semiconductores avanzados, la compañía supo responder a este escenario con tiempo. Huawei aprovechó las prórrogas al veto estadounidense para consolidar un importante stock de chips, pero este acaba de agotarse.

Huawei se queda sin chips y se complica su situación

Huawei era una de las pocas marcas del mundo que, además de diseñar sus propios teléfonos inteligentes, diseñaba sus chips. Esto lo hacía a través de HiSilicon, una compañía sin fábrica de su propiedad que compraba licencias de diseño a ARM Holdings y recurría a empresas de fundición externas como TSMC o Samsung para su fabricación.

Antes de que las restricciones comerciales de Estados Unidos empezaran a hacer efecto, precisamente en el segundo trimestre de 2020, HiSilicon ostentaba el 16% de la cuota mundial del mercado de chips para smartphones. Este porcentaje era posible gracias a la gran cantidad de ventas de teléfonos Huawei con chips Kirin.

No obstante, su participación en el mercado global empezó a caer. Un año más tarde, en el segundo trimestre de 2021, HiSilicon tenía solo el 3% de cuota de mercado. En el primer trimestre de este año su presencia se había reducido hasta el 1%. Finalmente, en el tercer trimestre de 2022 acabó perdiendo completamente su posición con el 0%.

Huawei Omid Armin Mi0yalu4bja Unsplash

“Según nuestros controles y datos de venta directa, Huawei ha agotado su inventario de los conjuntos de chips Hisilcon. Tampoco es posible que la marca obtenga conjuntos de chips más nuevos de TSMC, Samsung, etc. debido a las prohibiciones comerciales”, señala la firma de análisis Counterpoint Research en su informe más reciente.

Con este escenario, las cosas se complican aún más para Huawei. Si bien los nuevos teléfonos inteligentes de la compañía, como los Huawei Mate 50, tienen el visto bueno para llevar chips Snapdragon de Qualcomm, algunos dispositivos anteriores que todavía no habían sido discontinuados en ciertos mercados incorporaban chips Kirin, pero al haberse agotado el stock ya no se pueden fabricar nuevos.

Pero la limitaciones para acceder semiconductores de última generación no solo impactan sobre los procesadores de los dispositivos móviles. Hisilcon también diseña módems, pero la imposibilidad de materializar su trabajo se ha traducido en que los últimos smartphones de Huawei no puedan dar el salto a las redes de telefonía de última generación (5G) y estén estancados en las de generación anterior (4G).

Mientras que Huawei se despide de negocio de tener su propios chips, la surcoreana Samsung, por su parte, no pierde el tiempo. Está implementando una serie de importantes cambios internos para mejorar sus chip Exynos. Según The Elec, la división Mobile Experience Business de la compañía ahora tiene equipo dedicado de procesadores de aplicaciones (AP) encabezado por el exempleado de Qualcomm, Choi Won-joon.

Este movimiento restaría presión a Samsung System LSI, que es la división encargada de fabricar los chips Exynos para optimizarlos y hacer que su rendimiento, muchas veces criticado, se asemeje al de las propuestas de Qualcomm. Con el tiempo sabremos qué resultados darán estos rumoreados cambios en la compañía.

Imágenes: Huawei | Omid Armin

En Xataka: China lleva años aprovechando los chips más avanzados de ARM para sus servidores. Eso se ha acabado

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img