domingo, febrero 5, 2023

Primavera cerró su debut en Argentina a lo grande

La jornada del domingo fue una celebración de la música: Arctic Monkeys, Lorde, Interpol y Juana Molina, entre muchos otros talentos, dieron todo en la primera edición del emblemático festival en Buenos Aires.

#PrimaveraSoundBuenosAires se vivió con mucha emoción. El mítico festival catalán, producido por DF Entertainment, que tiene ediciones en Europa, nos dejó una colección completa de experiencias increíbles en su primer ciclo local. En sus diferentes segmentos pasaron artistas nacionales e internacionales como: Jack White, Pixies, Cat Power, Bjork, Julieta Venegas, Travis Scott, Hernán Cattaneo, Miranda, Father John Misty, Charli XCX, Mitski, Caroline Polachek, Artic Monkeys, Lorde y muchos otros.

Promediando las dos de la tarde comenzaron a llegar las primeras tandas de asistentes, muchos de los cuales habían sido parte de #PrimaveraSoundBuenosAires los días anteriores y venían a descubrir los nuevos talentos que el festival reúne antes del horario de los artistas más esperados y populares. Estaban quienes querían comenzar con una nota punk a ver a Nena Genix en el escenario Nobody Is Normal o a los madrileños de Carolina Durante en el escenario Heineken; quienes preferían arrancar con un pop plagado de recursos electrónicos a moverse al ritmo de Shygirl en el Flow.

Juana Molina. PH: @CATAALMADA_MUSIC

Alrededor de las cuatro de la tarde, hubo pasos apurados desde todas las direcciones hacia el escenario Samsung para vivir la experiencia del show de Juana Molina. La maga de los loops embrujó al público con canciones de Halo (2017) como «Estalacticas» y “Paraguaya” y clásicos como “Eras”. En paralelo, en el escenario Primavera, Chai contagió al público de la energía inconfundible del neokawaii, género del que son abanderadas indiscutidas. Con hits como “Action” y llenas de vibras positivas, las gemelas Mana y Kana, junto a Yuuki y Yuna, enfundadas en atuendos rosa chicle de neoprincesas se metieron al público en el bolsillo.

Por otro lado, los 107 Faunos, hicieron de las suyas en el stage Nobody Is Normal, donde se juntó el público ávido de disfrutar de las guitarras al frente a cargo de una de las joyas de la escena de rock local. Para los venían con ganas de electrónica, tomaron la posta Badsista y Valesuchi en el escenario Bits by Axion, y se lucieron como verdaderas maestras en invitar al movimiento.

Ya más entrada la tarde fue el turno de Phoebe Bridgers en el escenario Flow, que enloqueció a sus fans y sorprendió a quienes se acercaban a conocerla con un show catártico y emotivo en el escenario Flow. Muchos concurrentes se encaminaron hacia el escenario Heineken a asistir al show de Santiago Motorizado, frontman de la banda argentina El Mató A Un Policía Motorizado. En el escenario Nobody Is Normal, Juana Aguirre dio un show alucinante donde presentó su reciente lanzamiento Claroscuro. ¡A prestarle atención a esta gran artista local que viene en ascenso!

Phoebe Bridgers. PH: @AGUSTINDUSSERRE

En Bits by Axion llegó la hora de Sangre Nueva, con DJ Python, DJ Florentino y Kelman Duran. Quienes estaban con ganas de reencontrarse con los icónicos Interpol apuraron el paso hacia el escenario Samsung. Ovacionados por sus fans, llegaron al corazón de su frontman, Paul Banks, quien se tomó unos momentos para agradecer en español. Dieron un show donde no faltaron temas de su último disco The Other Side of Make Believe. En Nobody Is Normal, seguía la fiesta del indie nacional con Bestia Bebé, con un setlist completo y un show que dejó en claro por qué ocupan un lugar tan especial en la escena del rock.

Mientras la DJ Shanti Celeste agrupó a los amantes de la música electrónica y los puso a bailar con un set ecléctico y de alta energía, crecía la expectativa en el aire del otro lado del predio por una de las bandas más esperadas de la jornada y del festival. Arctic Monkeys salió a deslumbrar una vez más a sus miles de fans argentinos poco después de las 19 hs, en el escenario Flow mientras comenzaban a caer las primeras gotas e iban ganando en intensidad. Presentando The Car, su trabajo discográfico que vio la luz en septiembre de este año, el grupo comandado por Alex Turner, devenido crooner, dio inicio al show con “Sculptures of Anything Goes”, una de las canciones que componen este álbum de reciente estreno.

Artic Monkeys. PH: @AGUSTINDUSSERRE

La lluvia no daba tregua pero a nadie parecía molestarle, así de épico fue el reencuentro de la banda con su público local. Quienes asistieron a este impresionante show estuvieron entre los primeros fans del mundo en escuchar canciones del disco nuevo como «There’d Better be A Mirrorball» y «Body Paint».

Los demás tocaron temas de Tranquility Base Hotel and Casino, el disco anterior, como la canción que le da nombre al mismo o «Four Out of Five». Con una trayectoria extensa, los británicos deleitaron al público con canciones de todas sus facetas, haciendo infaltables como «Arabella», «Cornerstone», «Why’d You Only Call Me When You’re High», «Potion Approaching», y «Pretty Visitors». El broche de oro llegó con “505”, la elegida de la banda para cerrar una visita emotiva que confirma su estrecho vínculo con el público local. Sobre el final del recital de “los monos”, fue el turno de la cantante, compositora, productora y DJ venezolana Arca, en el escenario Nobody Is Normal y en el Heineken, respectivamente.

Luego llegó el momento de Lorde, quien hizo un repaso por su carrera en un show luminoso y cargado de emociones en el escenario Samsung. La tormenta para este momento de la noche ganaba en intensidad pero Lorde dio todo para hacer que valiera la pena y su presentación fuera una verdadera fiesta, incluyendo interpretaciones de su último disco, Solar Power, y muchos de Melodrama, el anterior. Un show único con puntos altos como en «Perfect Places» y «Team», así como con la infaltable «Royals».

Para garantizar el mayor disfrute de los shows por las condiciones meteorológicas, la organización implementó modificaciones en la grilla que fueron anunciadas temprano el domingo, para no correr riesgos de que nadie se perdiera a sus artistas favoritos. En un día que se sintió como varios por la diversidad y la magnitud de lo vivido, Costanera Sur fue una vez más sede de la fiesta inigualable que es el sello del festival Primavera Sound, pero esta vez en Buenos Aires.

Latest articles

spot_imgspot_img

Related articles

spot_imgspot_img